Nacidos para correr - Reseña crítica - Christopher McDougall
×
70% OFF

Operación Rescate de Metas: 70% OFF en 12min Premium

Un descuento inédito para que aceleres tu crecimiento en el segundo semestre de 2023 y lograr todas tus metas.

350 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Nacidos para correr - reseña crítica

Nacidos para correr Reseña crítica Comienza tu prueba gratuita
Deportes

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9780739383728

Editorial: Debate

Reseña crítica

Christopher McDougall cuenta la increíble historia de un grupo de personas que emprendieron una larga y asombrosa carrera por el lugar menos pensado.

A través de relatos, investigaciones de profesionales y la propia experiencia del autor, este libro, que efectivamente habla sobre correr, es la demostración de que cuando se lucha por algo, se puede lograr. ¿Te animas a adentrarte en esta aventura?

Capítulo 1: Caballo Blanco

La historia comienza en la Sierra Madre mexicana, con la búsqueda de un fantasma conocido como Caballo Blanco, en la profundidad del desierto salvaje donde se creía que aparecía.

Algunas personas afirmaban que era un fugitivo, otras que era un boxeador que huía como una especie de castigo autoimpuesto tras matar a golpes a un contrincante en el ring. Nadie sabía su nombre, su edad ni su procedencia.

Algunos lo describían como simpático y divertido, otros como raro y gigantesco.

Sin embargo, todos coincidían en que había llegado a México años atrás y se había internado en las Barrancas del Cobre para vivir entre los tarahumaras, una tribu casi mítica de superatletas de la Edad de Piedra.

Los tarahumaras quizá sean las personas más sanas y serenas del planeta, y los más grandes corredores de todos los tiempos. Cuando se trata de distancias enormes, nada ni nadie puede vencer a un corredor de esta tribu.

Pocas personas han visto a los tarahumaras en acción, pero a lo largo de los siglos han ido filtrándose desde las barrancas historias asombrosas acerca de su resistencia y serenidad sobrehumanas.

Los secretos de los tarahumaras se han ido revelando poco a poco. Caballo Blanco consiguió llegar a las profundidades de las barrancas y ser adoptado por ellos, como un amigo y alma gemela, un fantasma entre fantasmas.

Capítulo 2: La pregunta

En enero de 2001, durante una visita médica, Christopher le hizo una pregunta a su doctor: “¿Por qué me duele el pie?”.

Este cuestionamiento provocaría que meses después se encontrara buscando a una leyenda.

El autor había decidido visitar a uno de los mejores especialistas en medicina deportiva del país porque sentía que un picahielos le atravesaba el pie. La respuesta de su médico fue: “Le duele el pie porque corre”, y añadió que los seres humanos no están diseñados para correr.

No conforme con el diagnóstico de su doctor, visitó a dos profesionales más, que dieron el mismo veredicto.

Entonces, ¿por qué los tarahumaras podían correr sin sufrir lesiones?

Capítulo 3: La misión

La revista Runner’s World, para la que Christopher trabajaba, le encargó ir en busca de los tarahumaras a las barrancas.

Antes de comenzar la búsqueda, necesitaba encontrar alguien que cazara fantasmas, y Salvador Holguín era la persona indicada para el trabajo.

Salvador, un hombre de 33 años, de ojos negros y barriga cervecera, actuaba como administrador municipal en Guachochi, un pueblo fronterizo al filo de las Barrancas del Cobre. Mientras que, de noche, era mariachi. Sin dudar, aceptó el desafío de encontrar a Caballo Blanco.

El siguiente hombre en la lista para ayudar en la misión era Arnulfo Quimare, uno de los corredores tarahumaras más reconocidos en la región. Cuando por fin llegó al hogar de los Quimare, Christopher quiso comenzar con las preguntas, pero recordó que los tarahumaras eran personas muy reservadas y celosas de su vida privada.

Ángel Nava López, responsable de una escuela de la tribu, le dijo que tendría que pasar mucho tiempo ahí, hasta ganarse su confianza, tal como había hecho Caballo Blanco.

Capítulo 4: La convivencia

Caminar por la sierra para localizar a Caballo Blanco dio sus resultados. Hallaron a un hombre que corría y hacía ruidos extraños como caballo para divertir a los niños. 

Conforme continuaban con su excursión, Christopher comenzó a pensar que quizá este excéntrico personaje, que no parecía mexicano, fuese más un mito que una persona.

Durante su viaje, conoció a corredores que corrían a orillas de la barrancas, lo cual constituía una travesía altamente peligrosa.

La convivencia con los tarahumaras finalmente dio frutos. Marcelino, uno de los corredores con más energía del lugar, le dijo que su padre era amigo de Caballo Blanco, e hizo posible realizar un encuentro.

Capítulo 5: El experimento

La importancia de este hombre mítico consiste en haber logrado integrarse a una cultura que no era la suya, por compartir una pasión: correr.

Para comprender la visión de Caballo Blanco, Christopher tuvo primero que entender lo que había pasado a comienzos de los años noventa, cuando un fotógrafo naturalista de Arizona llamado Rick Fisher, se preguntó por qué los tarahumaras, siendo los corredores más resistentes del mundo, no estaban arrasando en las carreras más difíciles.

En ese momento, se le ocurrió la idea de tomar a cinco de los mejores corredores de la sierra y llevarlos a competir a Leadville. Lo que no pensó fue que, a diferencia de la sierra, aquella ciudad estaba en lo más alto de Estados Unidos, y ninguno de sus corredores rindió como esperaba.

Sin darse por vencido, cambió el escenario y entonces las cosas resultaron tal como lo previsto: a la cabeza quedaron los cinco tarahumaras, arrasando, además, con los mejores tiempos registrados históricamente.

Cuando los medios de comunicación se enteraron de esto, comenzaron a preguntarse: ¿Podría alguien vencer a esos tipos?

Y el agente de los mejores corredores en el mundo, Ken Chlouber, respondió que sí, que Annie podría.

Capítulo 6: La maratonista

Ann Tarson, de 33 años, era profesora de ciencias en una universidad comunitaria en California, además de corredora. Era un poco baja y algo delgada. Cuando salía disparada de una línea de partida su mandíbula se elevaba, sus manos se convertían en puños apretados, su cabello volaba.

Con ropa normal apenas alcanzaba el metro y medio de estatura, pero enfundada en ropa deportiva adquiría la postura de una bailarina de ballet y sus piernas parecían más largas.

Ann había hecho atletismo en la secundaria, hasta que se aburrió de dar vueltas a la pista como un hámster, y durante años corrió para evitar volverse loca con los exámenes, las tareas pendientes y con el sin fin de ideas que un estudiante puede tener en mente. 

Sus amigos insistieron en que correr tanto podría provocarle algún problema de salud, pero ella insistía en que correr era romántico.

Mientras acumulaba medallas por maratones ganados, vio el anuncio de la carrera de 50 millas American River, una competencia de resistencia. Y decidió participar.

Capítulo 7: La contrincante estrella

Ken Chlouber decidió probar su teoría y llevó a Annie con él a las Montañas Rocosas. Ella se colocó delante de los tarahumaras, estiró los músculos y miró fijamente la oscuridad que tenía en frente.

El Doctor Joe Vigil ya había analizado la forma en la que corrían los tarahumaras, y sabía que desde el disparo de salida no se quedaban rezagados, sino que comenzaban a correr demasiado rápido.

A diferencia de Vigil, Manuel Luna había pasado un año completo reflexionando acerca de la forma en la que corrían los gringos. Sabía que procuraban no rezagarse tanto, para después acelerar en el momento adecuado. Ambas técnicas daban resultado, pero quizá no era la técnica lo que más importaba, sino algo más.

Annie ganó la carrera. Demostró que había alguien que podía darle batalla a los tarahumaras.

Capítulo 8: El secreto de los tarahumaras

Durante la carrera, el doctor Vigil había estado tomando notas de la forma en la que todos corrían. Estaba seguro de que lo que definía a un corredor era su carácter, pero la amabilidad, la compasión y el amor también eran piezas clave, sobre todo en los tarahumaras.

¿Cómo es que alguien puede llegar a sentir amor por correr? Los tarahumaras desde niños amaban esta práctica.

Otra de las cosas que ayudaban a estos famosos corredores, era su alimentación. A diferencia de la dieta de ultra procesados a las que las personas de ciudad están acostumbradas, los habitantes de la sierra obtienen sus vitaminas y proteínas de alimentos naturales.

No necesitan de calzado especial para correr. Las investigaciones demostraron que el pie se amolda a las superficies que pisa. El motivo de las lesiones no es el pie en sí mismo, sino el calzado.

Capítulo 9: El inicio del todo

Después de algún tiempo conviviendo con los tarahumaras, Christopher se ganó la confianza de algunos de ellos y sobre todo de Caballo Blanco.

Tiempo después, pensó en llevar a cabo una carrera por la sierra, donde se pusiera a prueba la capacidad de diversos corredores.

Comenzaron a buscar el escenario perfecto para lograr la competencia. Nadie tenía certeza de lo que podía pasar. Correr una distancia larga bajo el abrasador sol de México era algo que no se le había ocurrido antes a nadie. Christopher también formó parte de esa maratón.

Capítulo 10: La carrera final

El maratón de los 100 kilómetros por la sierra contó con 25 participantes.

Quienes nunca habían corrido bajo aquel sol y en esas circunstancias, tuvieron dificultades. Para nadie fue sencillo, pero todos concluyeron en que correr no necesariamente implica hacerlo sobre pistas y con disponibilidad sostenida de agua, pues correr nos remonta a la infancia, donde lo importante es divertirse.

Cuando alguien corre con pasión deja el corazón en cada paso, como Annie, como Caballo Blanco, y como el mismísimo Christopher, quien contra todo pronóstico logró correr por la sierra tarahumara.

Notas finales

En este libro, Christopher McDougall muestra la importancia que para muchas personas tiene correr. Pero, sobre todo, habla de la pasión.

También logra adentrarse en la cultura de los misteriosos tarahumaras en México, descubriendo algunos de sus hábitos y secretos.

Consejo de 12min

Si te quedaste con ganas de conocer más sobre la cultura mexicana, “Los aztecas: vida, auge y ocaso” de Rafael Núñez Casona, es el libro ideal para ti.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 7 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Escritor y periodista estadounidense que ha realizado grandes reportajes alrededor del mundo para Esquire, T... (Lea mas)

Aprende más con 12min

6 millones

De usuarios ya transformaron su crecimiento

4,8 estrellas

Media de calificaciones en la AppStore y Google Play

91%

De los usuarios de 12min mejoraron sus hábitos de lectura

Una pequeña inversión para una oportunidad increíble

Crece exponencialmente con acceso a la valiosa información de más de 2500 microlibros de no ficción.

Hoy

Comienza a disfrutar de la amplia biblioteca que 12min tiene para ofrecer.

Día 5

No te preocupes, te enviaremos un recordatorio de que tu prueba gratis está acabando.

Día 7

Fin del período de prueba.

Disfruta de acceso ilimitado durante 7 días. Utiliza nuestra aplicación y sige invirtiendo en tu desarrollo. O solo cancela antes que pasen los 7 días y no te cobraremos nada.

Comienza tu prueba gratuita

Más de 70.000 calificaciones 5 estrellas

Comienza tu prueba gratuita

Lo que los medios dicen sobre nosotros