×
44% OFF

No dejes tus metas para 2022

¡Accede a nuevas ideas pagando menos que un café diario. ¡Suscríbete a 12min Premium y aprende más en menos tiempo!

3699 lecturas ·  4.4 calificación promedio ·  488 calificaciones

Mejora tus relaciones personales en 5 pasos - reseña crítica

Mejora tus relaciones personales en 5 pasos Reseña crítica
translation missing: es.categories_name.emotional-intelligence y Desarrollo personal

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: B06XKD5PQQ, 9781473529090

Editorial: Mestas Ediciones

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

En la sociedad en la que vivimos no estamos solos, existen nuestra familia, amigos, vecinos y otras personas de nuestra rutina diaria. Sin embargo, a veces creemos que debemos realizar nuestros sueños solos, sin ayuda de nadie.

La vida depende de las relaciones que tenemos y con este microlibro aprenderás a mejorar tus relaciones en cinco pasos, ¿a qué estás esperando?

Primer paso

Debemos tener en cuenta que las relaciones personales son de gran importancia para todos nosotros. Muchas personas creen que no pueden confiar en nadie y este miedo les impide tener relaciones sanas con los demás. Para que esto cambie tienes que empezar por ti mismo: amarte por encima de los demás; pensar primero en ti. 

Esto no es egoísta, pues el egoísmo en realidad es colocar a los demás por delante de nosotros. Cuando esto ocurre, esperamos que ellos hagan lo mismo que nosotros, algo que no siempre sucede. En consecuencia, la situación nos transforma en personas rencorosas.

Otro punto importante es que, cuando ayudamos a alguien, nos vemos como salvadores y a la persona que ayudamos como víctima. Esto nos coloca en una posición superior que no es buena ni para quien necesitó el auxilio ni para nosotros. Además, si ayudamos continuamente a una persona, no dejamos que evolucione por sí misma y aprenda.

De esa forma es necesario que te ames, que te aceptes, que te respetes y sólo así serás feliz. Sin embargo, eso no quiere decir que no debas ayudar a la gente. Simplemente para ayudar a los demás tienes que ayudarte a ti primero, ya que no puedes dar lo que no posees. Así tendrás relaciones personales fantásticas.

Mientras tanto, no debes juzgar a los demás, porque no sabes qué batallas están enfrentando. Si alguien hace algo que no te gusta tienes que pensar si no haces lo mismo antes de criticar al otro, esto también vale para las cualidades. Cuando notamos alguna virtud en alguien tal vez sea porque también la poseemos, aunque no lo creemos.

Recuerda que cosechas lo que siembras. Es decir que, si eres una persona negativa, vas a atraer negatividad. En cambio, si eres una persona alegre atraerás positividad. En otras palabras, trata a las personas como quieres ser tratado.

Comprométete a dar al mundo lo mejor de ti y recibirás lo mejor a cambio.

Segundo paso

La comunicación es el medio para que las personas se entiendan y se relacionen entre sí. Para una buena comunicación es necesario que lo que digas sea lo que realmente quieres decir, para que no haya malentendidos.

Pero comunicar no quiere decir siempre hablar, podemos comunicarnos con una sonrisa, por ejemplo. 

En realidad, más importante que hablar es escuchar, o mejor aún, oír. Por eso tenemos dos orejas y una boca. Hay que oír con las orejas, la mirada, los gestos y el corazón, así podrás aprender algo que no conoces. Esto significa escuchar de manera activa.

Lo principal es no hacer suposiciones; si algo no está claro, pregunta y así podrás aclarar malentendidos.

Tercer paso

Como dijo Gandhi: “Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo”. En el momento que descubres lo que quieres hacer con tu vida, decides ser quien eres y comienzas a repensar tus relaciones. Así, empiezas a valorar los pequeños gestos, como pedir permiso o pedir perdón. 

Mira a las personas a los ojos y salúdalas, eso hace toda la diferencia. Llama a las personas por el nombre, eso demuestra que tienes interés por ellas. Sé amable, aunque no te sonrían, no te saluden, no te hablen, pues puede ser que el problema no seas tú, sino algún conflicto interior. Por lo tanto, no dejes de ser amable, haz de esto tu marca personal.

Sé asertivo; aprende a decir no. Esto no te hará una persona arrogante, sino alguien que sabe lo que quiere. Así te liberarás del miedo de lo que la gente piensa sobre ti. Tendrás más seguridad para relacionarte con las personas.

En primer lugar, respétate. No te humilles ante quien no respeta tu opinión y no valora tu afecto.

Cumple tu palabra, si dices que vas a hacer algo, hazlo. Es preferible que digas que no vas a hacer algo, que decirlo y no hacerlo. No falles con quien cuenta contigo y así serás digno de confianza. Haz las cosas porque tú quieres y no porque todos las hacen o porque es lo que esperan de ti.

Otra manera de mejorar tus relaciones es hacer que la gente se sienta importante. Cuando estés desilusionado con la vida y alguien te haga sentir bien, no dejes de agradecérselo. Queremos que las personas nos valoren, pero ¿cuándo valoramos a los otros?

Prueba a halagar a alguien que no se lo espera y te sorprenderás, porque las personas no están acostumbradas a las demostraciones de afecto sin esperar nada a cambio. Esto transforma no sólo la vida de la persona elogiada, sino de todas las otras que conviven con ella.

Cuarto paso

Nuevamente, recuerda que no estás solo. Por consiguiente, acepta, valora y reconoce a tus compañeros de la vida. Si te relacionas con muchas personas, tu vida será más interesante y adquirirás más conocimiento, porque cada sujeto trae consigo algo diferente. Todos tenemos una historia, formación y experiencia de vida.

Por esta razón, no siempre los otros estarán de acuerdo contigo, por lo que debes aceptar y respetar la opinión ajena. Sólo tienes que estar dispuesto a escuchar y aprovechar las oportunidades.

Lo importante es que mantengas y cuides las buenas relaciones que tienes, ya sean con tu familia, amigos, compañeros, pareja, etc.

Incluso puedes entrar en contacto con quien hace tiempo que no hablas, pero extrañas. Deja de lado el orgullo y llámalos, porque una simple llamada puede ser fundamental para las relaciones con los demás.

Entre otras cosas, evita compararte con otros, pues cada persona es única y no tiene sentido sentirse inferior a los demás. Confía en ti.

Quinto paso

Para finalizar, necesitas saber que, para que tus relaciones sean verdaderamente sanas, tienes que ser tú mismo. No simplemente en lo que eres, sino en lo que haces y cómo lo haces. Sé sincero contigo mismo.

Piensa en un motivo para levantarte de la cama todos los días, algo que te inspire a vivir y que pueda cambiar el mundo.

Notas finales

En síntesis, para tener relaciones sanas es necesario, en primer lugar, que te ames, que te respetes y que te aceptes para que así puedas amar, aceptar y respetar a los otros. 

Otro factor importante es recordar que nadie es mejor que nadie, trata a las personas de la manera en que quieres ser tratado. Valora las pequeñas cosas, como un saludo o una sonrisa, y ten la costumbre de elogiar a los otros.

Por fin, confía en ti mismo y valoras tus prioridades. No cambies por nadie para que así puedas disfrutar de la vida de la mejor manera.

Consejo de 12min

Lee el microlibro “Eres más fuerte de lo que piensas” para que puedas tener más seguridad en ti mismo.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Coach para mujeres y escritora sobre liderazgo y ventas nacida en Zaragoza, España. Trabaja de manera profesional desde 2010, impartiendo talleres y charlas en diversos luga... (Lea mas)