×
44% OFF

No dejes tus metas para 2022

¡Accede a nuevas ideas pagando menos que un café diario. ¡Suscríbete a 12min Premium y aprende más en menos tiempo!

2160 lecturas ·  4.3 calificación promedio ·  42 calificaciones

Los secretos de la mente poderosa - reseña crítica

Los secretos de la mente poderosa Reseña crítica
Desarrollo personal

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: Los secretos de la mente poderosa: 31 técnicas infalibles para desarrollar el poder de su mente

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: B07MSCBZT8

Editorial: Editora Independente/Não Encontrada

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

Comprender las técnicas infalibles para desarrollar la mente y tener un futuro más adecuado a nuestros sueños parece ser algo muy difícil. En este libro, Diego Mangabeira nos enseña técnicas infalibles para desarrollar el poder de la mente.

A través de la creación de hábitos podemos reforzar actitudes, vencer la procrastinación y ser más productivos. ¿Quieres saber cómo? ¡Acompáñanos!

Todo comienza con tu mente

La gente suele decir que la motivación no dura mucho. Aunque esto sea verdad, se trata solo de un ejercicio que necesita ser repetido. Por ejemplo, el baño dura solo algunos minutos, pero no por eso vamos a dejar de bañarnos todos los días.

Si tienes control interno, sabes hasta qué punto eres responsable de la calidad de tu vida y de tus logros. Debes trabajar tu mente todos los días, todo el tiempo. La motivación es como un ejercicio que necesita ser repetido continuamente. Acuérdate de motivarte y tendrás un buen comienzo.

Para que vayas definitivamente en dirección de tus sueños y vivas la vida que imaginaste tener, necesitas cambiar tu mente.

Para cambiarla de verdad, necesitas, en primer lugar, diagnosticar cuál es el problema principal en tu manera de pensar. Si no eres feliz en el lugar que estás ahora, debes hacer algo diferente.

El primer problema que muchos de nosotros tenemos es que no nos responsabilizamos por nuestras acciones. Normalmente culpamos a los demás por lo que nos sucede y nos quejamos de lo que los otros hacen. Debemos concentrarnos en nuestros problemas desde una perspectiva interna.

Si nos responsabilizamos por nuestros actos, tendremos menos miedo. No deben importarnos las opiniones ajenas y debemos actuar de la manera que nos hace sentirnos más tranquilos.

Ser impulsivos y reactivos no es una buena actitud, pues elimina de nosotros la racionalidad que necesitamos para mejorar nuestros días. Tampoco debemos ser perezosos: el cambio debe empezar ahora.

Seguir adelante

Necesitamos comenzar donde estamos, usar lo que tenemos y hacer lo que podamos.

Muchos de nosotros estamos atrapados en nuestras propias cabezas, con ansiedades y preocupaciones menores. Si no sabemos lo que queremos, podemos perdernos en el camino de la ingratitud.

Tenemos que seguir adelante, aunque tengamos problemas en la vida. Todo el mundo los tiene. Nada es perfecto.

Controlar el estado de espíritu es convertirte en lo que deberías ser. Asumir el control de las emociones es importante para darle fuerzas a la mente. Para eso, se deben seguir todos los pasos hacia el autoconocimiento.

Comprender qué son las emociones hará que tu mente sea más poderosa. Saber cuáles son tus principales reacciones ante los problemas te hará más fuerte.

Mantenerte alejado de la gente que intenta menospreciar tus ambiciones es un paso fundamental para alcanzar la mejor mentalidad posible. Las personas pequeñas harán que te sientas pequeño, pero las grandes te harán sentir que tú también puedes serlo.

Si quieres ser fuerte, necesitas controlar tus emociones. Para tener más creatividad, necesitas saber qué emociones te afectan más. Estar cerca de buenas personas va a facilitar tu trabajo.

Toma el control

Muchos no viven los sueños porque tienen miedo a vivir y a los cambios.

Para tener el control de las emociones, es necesario comprender nuestra fisiología y mentalidad. La primera se refiere a las emociones como una extensión de tus sentimientos. La segunda describe cosas como la felicidad, la tristeza, la rabia o el miedo. Descubrir cuando una afecta a la otra es un paso importante para seguir mejorando tu mente.

Hay muchas cosas que pueden provocar sufrimiento. La atención y la concentración son algo que necesitas para todo. Por ejemplo, eres tú el que debe controlar las distracciones de las redes sociales, y no ser un esclavo de ellas. Debes concentrarte en una cualidad que creas importante y trabajarla e incentivarla.

La atención constante es la capacidad para concentrarte en una única acción evitando las tentaciones de otras actividades. La neurociencia aconseja este comportamiento, ya que los más distraídos no dan la debida atención a las cosas.

Presta atención a tus actitudes y tareas, concentrándote incluso más de lo que piensas que necesitas.

Ir lentamente es mejor que parar. Cuando el cerebro se concentra en algo, las cosas se ponen más interesantes. Debes tener en cuenta que la ciencia distingue entre la atención voluntaria y la atención inconsciente. La primera es la ideal.

Si quieres mejorar tu capacidad de concentración necesitas valorar, en primer lugar, la manera en la que te concentras en algo.

El estado de flujo

Desde los orígenes del ser humano, el cerebro se ha desarrollado para la supervivencia.

Nos movemos buscando la gratificación inmediata y queremos subir a la cima de nuestro grupo para impresionar a los demás. El estado de flujo nos hace tener ánimo, hace que todo alrededor desaparezca para ayudarnos a concentrarnos en lo que necesitamos hacer.

Es como si nos olvidáramos de todo. Estamos solos con nuestras mentes.

Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento. La memoria de trabajo se utiliza para almacenar informaciones necesarias para enfrentar problemas. Cuando crees que no estás alcanzando tus objetivos, se vuelve más fuerte.

Si quieres ser rico, debes saber que es una realidad posible. Y puedes ser rico sin tener mucho dinero. La riqueza de la mente está relacionada con lo que valoras. Pero, piensa: ¿dónde está tu riqueza?

Fallarás el 100% de los tiros que no uses. Y la prosperidad y el salario no están intrínsecamente vinculados. A veces, puedes ser un gran profesional y no tener, necesariamente, mucho dinero en tu cuenta bancaria. Solo hay una fórmula para la prosperidad: ingresos - gastos. Evita gastar con lo que no es importante.

Cuando nos demos cuenta de que el consumo no nos hará felices, tendremos una relación más saludable con el dinero. Evitar los gastos que podemos lamentar después es muy importante. Y no pensar en el dinero como el centro del universo es un gran paso.

Podrás ser más rico gastando menos. Pero si tienes más de un flujo de ingresos, podrás mejorar tu vida. ¿Cuántas veces has pensado en tener otro trabajo y hacer lo que verdaderamente amas?

Cómo alcanzar el éxito en tus emprendimientos

La insistencia y los estudios te llevan adelante. El éxito se consigue tras una secuencia de fracasos que no nos hicieron desistir. Y ese éxito no se sitúa solo en los negocios, puede estar en muchos campos de nuestra vida. Tener ganas y analizar todo lo que te rodea es un buen comienzo.

Evita contar a todos los que conoces lo que quieres. Ten cuidado, pues la idea del éxito en los negocios es muy romántica e idealista para muchas personas. Pasamos mucho tiempo soñando y estamos frustrados si no logramos lo que queremos. Por eso, los sueños deben ser reales, posibles de alcanzarse.

Aunque te derriben, debes levantarte. Y solo la pasión te hará seguir caminando. Si amas lo que haces, siempre harás lo que amas. Dedícate por completo y verás la transformación de tu vida. Hasta en los actos más pequeños debes poner a trabajar juntos a tu corazón, mente y alma.

Así, tendrás la visión de lo que quieres y de cómo será tu éxito. Si no lo visualizas, trabajas para un sueño desconocido. Si no sabes cuál es tu sueño ¿cómo vas a identificarlo cuando estés delante de él?

Mente y objetivos

La llave fundamental para el éxito es la acción. Pero actuar sin planificación no te llevará a ningún lugar. Debes establecer cuáles son tus objetivos. Encuéntralos, planea. Luego podrás alcanzarlos. Si no, tus resultados dependerán únicamente de la suerte.

Pero ten cuidado, un objetivo puede ser malo. Si es ambiguo y lejano, solo te hará perderte, nunca lo alcanzarás. Las metas deben ser trabajadas, posibles, y concretas.

Crea un plan. Cuando lo hagas, verás que todo es mucho más fácil. Si tienes un objetivo, verás que hay una gran diferencia entre soñar con alcanzarlo y trabajar para conseguirlo. Haz lo necesario, después haz lo posible. Finalmente, si es necesario, haz lo imposible.

Cuando te concentras demasiado en metas lejanas, dejas de mirar la realidad cercana. Tienes que conseguir tus objetivos paso a paso, pues es a través de pequeñas actitudes que se consiguen las grandes metas.

Haz apuntes, escribe lo que quieres lograr. Pero piensa en pequeño, para que tus objetivos crezcan con el tiempo.

Mente y cuerpo

La mente solo podrá dibujar un gran plan para conseguir tus objetivos si el cuerpo está bien. Después de todo, la mente es parte del cuerpo. Aliméntate bien, haz ejercicio. ¡Cuídate! La mente es el cuerpo, el cuerpo es la mente.

Si sueñas, puedes tener la determinación de convertir en realidad tu sueño. Trabájalo en tu mente y tu cuerpo actuará de la manera necesaria para alcanzarlo. Necesitas cuidarte para realizar todos los pasos de tu plan.

La vida que no hemos planeado debe ser dejada de lado, pues es mejor aceptar las cosas que nos esperan.

Aunque haya cosas que no planeamos, un plan simple es como un mapa para guiarte rumbo a lo que quieres. Puedes hacerlo sobre el papel o en un formato digital. Si no escribes lo que quieres, tu mente no conseguirá creer que puedes alcanzar tus sueños.

Considera la manera en que vas a definir tus metas. Pon tu energía en las pequeñas metas que puedes alcanzar. Da tiempo al tiempo y ellas crecerán y se convertirán en grandes objetivos. Si creas metas gigantescas, puede que no las consigas y acabes frustrado. Las metas y la energía que gastes para alcanzarlas están directamente relacionadas.

Mente y vida

Si ya has sentido alguna vez que has recibido de la vida más de lo que necesitas, no te preocupes. La vida puede ser muy sorprendente, aunque podamos planear muchos de nuestros pasos.

Al sentirte bien con tu mente, conseguirás que las sorpresas buenas sean el origen de más felicidad. Por otro lado, las sorpresas negativas serán encaradas como obstáculos de la vida que pueden ser superados.

¿Cuáles son tus prioridades? Si no sabes contestar a esta pregunta, debes trabajarla. Si no defines tus prioridades, no comprenderás a dónde puedes llegar.

Para comprender mejor tu vida necesitas realizar un cambio cognitivo que te permita verla de otra manera. Con esta lectura, verás cómo funciona la vida de forma natural. Trabajando para vivir mejor, vivirás mejor.

No pospongas el cambio en tu vida. Comienza ahora y prepárate para días mejores. ¡El momento es ahora!

Notas finales

En este libro hemos aprendido técnicas para desarrollar el poder de la mente. Nos ha enseñado cómo trabajar el éxito, los fracasos y cómo buscar lo mejor para nuestras vidas. 

Todos cometemos errores todos los días cuando buscamos metas lejanas o cuando nos olvidamos de cuidar de nuestra mente y cuerpo. Si buscas mejorar tu vida, busca el equilibrio entre mente y cuerpo.

Define tus objetivos y establece pequeñas metas. Así, conseguirás alcanzarlos y evitarás la frustración.

Consejo de 12min

Para complementar tus aprendizajes sobre cómo tener una vida saludable, lee “Los cuatro pilares de la salud”, del médico y autor inglés Rangan Chatterjee.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Ha impactado a miles de personas con la Academia de la Alquimia de la Mente y del método Día del Cambio, con la que fomenta la motivación diaria, la mente y la espiritualidad. Se formó en ve... (Lea mas)