×
70% OFF

Oferta exclusiva de Black Friday

1165 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Las Emociones Me Tienen [email protected] y [email protected] - reseña crítica

Las Emociones Me Tienen Gord@ y Enferm@ Reseña crítica
Psicología, Estilo de vida y Salud y dieta

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 

Editorial: Independently published

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

A través de personajes y diálogos, Pedro Grez y Sergi Recasens diseñaron un interesante título. Muchas personas sufren hoy de enfermedades y dolores sin saber por qué. Tampoco lo hace la medicina moderna. Pues aquí puede estar la llave ya que, según los autores, surgen por algo emocional. ¿Te atreves a detectar cómo?

Parte I

¿Sientes o crees que tienes problemas con tu peso?

Pedro Grez utiliza esa pregunta como disparador -y a José como personaje- para contar su experiencia al bajar de peso y mejorar sus índices de salud. Sin embargo, en ocasiones, no motivó a las personas que lo escucharon sino que las inhibió al punto de que pensaran “esto es muy difícil para mi”.

La excepción fue Carmen, que vivía en negación con la comida y finalmente pudo alcanzar los resultados que quería gracias a su consejo.

Aunque con su primera cliente oficial, Camila, Pedro se dio cuenta que tendría que lidiar con una variable más: las expectativas.

Las personas tienen una fijación obsesiva con el peso. Sin embargo la mayoría no sabe qué pesa cuando lo hace. El peso del cuerpo incluye huesos, músculos, órganos, agua y grasa.

Existen muchas variantes. Si no las tienes en cuenta, la pesa jugará con tu mente haciendo que aumente el estrés.

El verdadero cambio para el autor llegó cuando fue despedido de la firma donde trabajaba. A pesar del golpe recibido, los consejos de algunos allegados y el incremento de clientes que querían aprender de su historia lo motivó a inclinarse por lo que es hoy.

Encontró su lugar como asesor llegando a las personas por conectarse con ellas. Justamente lo que no hicieron los médicos, nutriólogos ni nutricionistas a los que acudieron anteriormente.

Por eso achaca a la industria: “Ha llegado a tal punto de deshumanización, que ya no les interesa en lo más mínimo lo que les sucede a las personas. Siguen repitiendo las mismas recomendaciones de hace 40 años, como un mantra, y recetando los mismos medicamentos, sin ir al origen del problema”.

Si los nutricionistas hubieran dado recomendaciones efectivas y las personas pudieran eliminar grasa corporal o revertir enfermedades no habría lugar para los libros, las dietas y los suplementos.

José les ofreció una alternativa distinta a la instalada en el sistema. Consiste en sanar a través de la alimentación. Para esto tuvo en cuenta un estilo de vida saludable basado en seis pilares, recomendado por su amigo Peter: alimentación, agua, sueño, menos estrés, suplementos y ejercicio.

Hoy en día los problemas relacionados con la alimentación han crecido de forma drástica. Por ejemplo, la diabetes tipo 2 antes era común entre los abuelos. Sin embargo en la actualidad hay niños que sufren de esto.

En relación a esto, las políticas han sido malas. Un país nunca podrá ser desarrollado si fomenta futuros diabéticos. Es una cadena: si una nación gasta mucho en salud pública, tendrá menos recursos para ayudar a los que viven en la pobreza. A más pobreza, mayor subdesarrollo.

Además los adultos tienen más resistencia a la insulina que antes. Si a eso le agregamos un exceso de grasa corporal, terminan siendo potenciales diabéticos.

El 80% los que asiste al consultorio va con la intención de bajar de peso, mientras que solo el 20% busca mejorar los IDS. Lo que no entiende la mayoría es que el mejor método para eliminar exceso de grasa corporal es tener el cuerpo funcionando correctamente.

Con el tiempo se dio cuenta que existen dos tipos de personas: las que “querían la dieta” y las que querían “aprender cómo funciona su cuerpo” para tomar un estilo de vida que se adaptara a lo que querían.

La clave pasa por escuchar a tu cuerpo. Debes combinar la cantidad de grasa mientras aumentas las proteínas. El cuerpo las necesita porque son el macronutriente más importante. Mientras que las grasas te sacias y se estabiliza tu azúcar en la sangre, haciendo que los innecesarios antojos bajen considerablemente.

Parte II

“Cuando las personas deciden hacer una dieta, en lo que realmente se están enfocando es en el síntoma y no en la causa del problema”, dice un pasaje de este título.

Si sólo te mantienes a dietas, cada vez que entres y salgas de una aumentarás más de peso que la vez anterior. Nos instalaron que debemos combatir el síntoma en lugar de la causa.

Según los autores, la pregunta que deberíamos hacernos si tenemos alguna afección cardíaca o síntomas de diabetes es qué y cuánto estás comiendo.

Entonces el exceso de grasa no es la causa, sino el síntoma de algo que está detrás.

“Los problemas de tu inconsciente son la interpretación que él hizo de todos los eventos que has vivido”, explica el personaje central del libro. “El problema es que no somos conscientes de las creencias que tenemos a nivel inconsciente. Es por eso que tu cuerpo utiliza mecanismos para que te des cuenta de esas creencias”.

Así, el exceso de grasa corporal es el mensaje que da el cuerpo para que entiendas que algo anda mal. Mejorar la alimentación ayuda, pero no es lo único que tienes que hacer si quieres tener una vida saludable.

Para darte cuenta qué es lo que no funciona, presta atención en por qué o para qué estás comiendo. ¿Cómo? Pues solo escúchate.

El autor deja en claro que es la vibración lo que hace que nos sintamos diferentes. Es lo que hace que todo esté en movimiento, marcando diferencias entre lo positivo y lo negativo.

Como todo lo que nos rodea es energía que nos afecta de una u otra forma, lo que piensas y lo que dices altera tu entorno. Si te dicen “gordi” todo el tiempo -aunque sea de forma “cariñosa”-, lo padecerás inconscientemente.

Las emociones negativas han hecho que mucha gente odie cada vez más a su cuerpo. De esta forman terminan odiándose a sí mismos por no tener un cuerpo hegemónico como los que se muestran a menudo los medios de comunicación. Así se crea un círculo vicioso.

Si quieres salir de ahí debes aceptarte tal como eres. Una vez conseguido eso, el siguiente paso será amarte a ti mismo. De esta forma eliminarás las emociones negativas que te impiden eliminar el exceso de grasa corporal.

Y no te compares con otros en este proceso porque es uno muy personal.

José sostiene que “la gran mayoría de los seres humanos son esclavos de sus propias emociones”. Y como ya vimos, estas afectan a nuestro cuerpo. Pero es necesario distinguirlo de los sentimientos, ya que estos últimos son las percepciones de una emoción.

Por otro lado, cuenta que el nivel de tu consciencia se ve reflejado en el nivel de tus problemas. Si tus dilemas son básicos, tu consciencia será baja.

“Mientras más conectado estés con el tener o con el hacer, menos conectado estarás con el Ser”, añade.

También produce enfermedades la contradicción entre lo que piensas, lo que dices y lo que realmente sientes.

Por ejemplo, el hipotiroidismo puede generarse por estos grandes factores: la alimentación, la sal yodada, las toxinas ambientales, los metales pesados, la radiación por rayos X, los medicamentos y el flúor en el agua.

Aunque existen más: las anormalidades congénitas, en el post parto, en una extirpación quirúrgica, en terapias de radiación, en tratamientos con litio, con factores psicológicos y a causa del sedentarismo.

Y aparece uno, el “guardar” emociones y no expresarlas. Quedan en la garganta, justo donde está la tiroides. José utiliza a Claudia como ejemplo, que era incapaz de decir lo que pensaba en el trabajo y en su casa. No creía en ella misma.

Ahora, cuando es alguien cercano el que necesita ayuda, por más que tengamos la intención de hacerlo lo necesario es que esa persona decida recibir o pedir ayuda. Muchas veces queremos dar una mano sólo viéndolo desde nuestro ego, sin ponernos en el lugar del otro.

Distinto es el caso de la fibromialgia, que no es una enfermedad sino un “estado mental”. “Se produce en el sistema sensorial y afecta los neurotransmisores de los músculos. Puede desarrollarse también cuando estás bajo mucho estrés, lo que hace que el sistema inmunológico se agote”, explica el texto.

Afecta a las mujeres, primero en la psique para luego exteriorizarse de forma física con síntomas y dolores en diversas partes del cuerpo. Es una condición multifactorial.

José atribuye su aparición -en parte- a la postergación, una condición psicológica que se caracteriza por haber priorizado siempre a los demás antes que a ti. Sin embargo también puede detonarse por un trauma físico, tal como le pasó a Frida Kahlo.

En cuanto a la diabetes, José comenta que la industria médica sólo describe a la diabetes 1: “una enfermedad crónica, progresiva e irreversible que se desencadena cuando el páncreas no produce suficiente insulina”.

No obstante la diabetes 2 es reversible. Resulta que aquí el páncreas sí produce insulina, sólo que las células del cuerpo no son sensibles a ella.

Existe la creencia popular de que “regalar azúcar es regalar amor”, aunque el autor es tajante. “Es regalar enfermedad”, avisa.

En el caso de Isabel, otra cliente que se presentó, recibió el diagnóstico de que sufría esclerosis múltiple. José descubrió que en su inconsciente había muchas interferencias y que, como todas las personas, todo lo que vivía lo había creado ella.

¿La relación? Todo su cuerpo le daba señales de lo que le estaba pasando: la esclerosis, la rigidez del cuerpo, la rigidez de pensamiento.

Por último, José habla sobre el estrés. El cuerpo está diseñado para afrontar situaciones estresantes. Sin embargo eso cambia cuando este se transforma en crónico.

La consecuencia de ello es que baja el nivel de concentración, el sistema digestivo ya no funciona en forma normal y el hígado y el riñón se ralentizan, entre otros. Además aparecen enfermedades inmunológicas.

El cuerpo se puede enfrentar a tres tipos de estrés distintos: el físico, que se genera cuando sufrimos un accidente, el químico, producido por virus o bacterias, y el emocional, que surge a partir de tragedias familiares, pérdidas, situaciones económicas o laborales.

Parte III

Con el objetivo de que mejores tu salud, tu memoria, tu calidad de sueño o tengas más energía, más vitalidad y más optimismo, la dupla de autores brinda una serie de prácticas para llevar a cabo.

  • Sonríe y gestiona tus emociones: la sonrisa tiene un impacto muy fuerte en las personas.
  • Emplea tu diálogo interior para apoyarte y crearte. Evita los pensamientos negativos identificando:
  1. Qué sientes.
  2. Nombra lo que sientes.
  3. ¿Qué te estás diciendo a ti mismo?
  4. Date cuenta que es una exageración.
  5. ¿Qué podrías decirte a ti mismo para animarte, para sentirte mejor?
  6. ¿Qué empiezas a sentir?
  7. ¿Qué notas en tu cuerpo?
  8. ¿Cuál es el primer paso que tienes que dar?
  • Renueva tu energía: recarga las pilas de tu cuerpo combatiendo al estrés.
  • Inflúyete a ti mismo: deja de ser una víctima, agradece y deja de quejarte.
  • Si lo puedes imaginar, lo puedes crear: si visualizas algo como si estuviera sucediendo y te sientes y ves capaz de gestionarlo, va a ocurrir.
  • Por la noche, o te construyes o te destruyes: dormir ayuda a reconstruir la memoria y todo tu organismo se regenera.
  • Todos somos uno: no hay felicidad sin el otro. “Si de verdad te importan las personas, empiezas a cambiar biológicamente”.

Notas finales

Las historias que usaron Pedro Grez y Sergi Recasens probablemente te han interpelado. Todos conocemos a alguien que padece alguna de las enfermedades o las patologías mencionadas.

Y ahora sabemos que seguramente estos problemas son a causa de algo emocional. Pasa hasta con 

Sin embargo hay esperanza. A pesar de todas las complicaciones, los autores están convencidos de que si se encuentran la raíz emocional de las afecciones, se pueden resolver.

En algunos casos es posible mejorar la calidad de vida de los pacientes y en otros hasta se pueden curar totalmente.

Gracias a “Las emociones me tienen [email protected] y [email protected]” vimos algo que nunca nos habíamos planteado. Sólo nos centrábamos en lo que afirmaban los médicos y los nutricionistas. No obstante, los autores fueron más allá y vieron algo diferente. Quizás la clave está aquí.

Consejo de 12min

Si quieres aprender más sobre alimentos lee “Superfoods”, de Blanca Herp. Descubrirás cuáles son las mejores frutas, verduras y comidas en general que existen en el mundo. ¡Anímate a conocer sobre nutrientes!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

La vida de Sergi Recasens reúne similitudes. Aunque además de investigador se autodefine com... (Lea mas)

El diseñador industrial chileno Pedro Grez Alemparte es el protagonista de una historia superación. Después de tener un sobrepeso... (Lea mas)