×
70% OFF

Oferta exclusiva de Black Friday

2325 lecturas ·  4.3 calificación promedio ·  128 calificaciones

La revolución del sueño - reseña crítica

La revolución del sueño Reseña crítica
Salud y dieta y Estilo de vida

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: The Sleep Revolution: Transforming Your Life, One Night at a Time

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 1101904003

Editorial: Plataforma Editorial

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

¿Cuántas horas duermes en promedio por día? Probablemente menos de siete. Entre el trabajo, salir con los amigos, ir al gimnasio y navegar por las redes sociales, simplemente no tenemos tiempo.

Arianna Huffington afirma que lo más importante para nuestra salud, felicidad y productividad es una noche de sueño adecuada. ¿Quieres saber más? ¡Empieza a leer!

El trabajo nos roba el sueño

Gupta, de 22 años, pasó dos noches consecutivas sin dormir. Entonces, llamó a su padre a las 2:40 a.m. Este intentó calmarlo. Sin embargo, algunas horas más tarde, el joven fue encontrado muerto en la calle frente a su lujoso apartamento. No soportó la presión del trabajo y saltó desde su ventana.

Como en este ejemplo, actualmente los americanos están sufriendo por la falta de sueño y por el workaholism. Entre 1999 y 2000, el promedio anual de carga de trabajo aumentó en una semana. 

En 2014, una empresa de viajes llamada Skift condujo una investigación para descubrir por qué pocas personas estaban comprando paquetes de viajes. Así, descubrió que cerca del 40% de los empleados no tuvo ni un día de vacaciones ese año.

Esta cultura poco saludable nos impide tener buenas noches de sueño. En realidad, de acuerdo con un reporte elaborado por el gobierno americano, el 30% de todos los trabajadores duermen menos de seis horas por noche. Además, casi el 70% afirma que no descansa lo suficiente.

¿Y quién sufre más con esto? Las clases pobres. Estos muchas veces tienen varios empleos para pagar sus cuentas. Así, no tienen tiempo para descansar. 

Una investigación elaborada por la Universidad de Chicago descubrió que la calidad del sueño de una persona disminuye a medida que su riqueza se reduce. Eso causa somnolencia y puede llevar a diversas enfermedades relacionadas con el sueño.

Y estar sobrecargado de trabajo no es el único problema para los más pobres. Un profesor de la Universidad descubrió que los barrios más populares son normalmente más ruidosos, lo que dificulta el sueño.

El rendimiento escolar

Durante la infancia, ¿alguna vez tuviste dificultades para mantenerte despierto en el colegio?, o ¿quisiste tomar una siesta antes de comenzar tus actividades? ¡Bueno, esa habría sido una buena solución!

La privación del sueño comienza a muy temprana edad. A los niños se les levanta de la cama para ir al colegio antes que sus cuerpos y mentes estén listos para despertarse.

En 1998, un equipo de investigadores de la Universidad de Brown condujo un estudio sobre el efecto del horario de inicio de las escuelas en la salud. Descubrieron que el rendimiento aumentaba si las clases empezaban más tarde.

Los estudiantes están patológicamente cansados cuando son forzados a despertarse tan temprano todos los días. Esta situación interrumpe el sueño natural, el ritmo circadiano.

En 2011, el Technion Institute of Technology en Israel realizó un estudio sobre sus alumnos. Descubrió que el nivel de su atención mejoró considerablemente cuando las clases pasaron a comenzar a las 8:30 a.m. en vez de a las 7:30 a.m.

Una escuela secundaria británica en North Tyneside experimentó con clases que empezaban a las 10:00 a.m. Como resultado, sus escolares empezaron a tener mejores notas en los exámenes.

La siesta en el trabajo

En un episodio de Seinfeld, George Costanza compra una mesa a la medida, plegable, que puede transformarse en una cama al apretar un botón. Este mueble le permite dormir en la oficina sin que nadie lo sepa. 

¡Menos mal que este tipo de comportamiento no es más necesario en muchos lugares de trabajo modernos! Algunas oficinas tienen como beneficio salas para siestas, para que los empleados compensen su sueño.

A pesar de las opiniones predominantes sobre lo contrario, dormir en el empleo no es una señal de pereza. Cuando se establecieron lugares para poder descansar en la sede de The Huffington Post en Nueva York, muchos empleados estaban escépticos. 

Cuatro años después, ¡el lugar siempre estaba lleno! Otras grandes empresas como Ben & Jerry’s, Zappos y Nike también siguieron este ejemplo.

Las compañías también pueden promover hábitos de sueño saludables de otras maneras. Como por ejemplo, garantizando que posean suficiente claridad. La luz natural también crea una atmósfera más tranquila y es importante para el reloj biológico de tu cuerpo. 

Un estudio de 2014 descubrió que los empleados que trabajan en oficinas sin ventanas pierden en promedio unos 46 minutos de sueño por noche. ¿Por qué? Porque nuestros cuerpos necesitan del sol para mantener los ritmos circadianos.

Dormir en pareja

Las personas creen que los casados siempre durmieron en la misma cama a lo largo de la historia. Pero en realidad, esa costumbre surgió en una época en la que pocas familias podían pagar camas separadas. 

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Hertfordshire, el 94% de las parejas que duermen con sus cuerpos en contacto son más felices.

En realidad, la correlación entre la satisfacción en la pareja y dormir es muy alta. Así, mientras más distantes estén al dormir, peor piensan de su relación. 

De todas formas, lo más importante es que ambos tengan buenas noches de sueño, independientemente de si están en la misma cama o no. Las parejas que no cumplan con este requisito, raramente pensarán en sexo.

De hecho, un estudio del 2015 descubrió que la voluntad de tener sexo en la mujer está relacionada con su cantidad de sueño. Por cada hora extra que duerme, existe un aumento del 14% en la probabilidad de que quiera tener sexo ese mismo día.

La falta de sueño y el deporte

El leopardo es el animal terrestre más rápido de la tierra. Puede correr 60 millas por hora. Por otro lado, duerme cerca de 18 horas por día para descansar. Lamentablemente, los atletas humanos no siempre son así de sabios.

Las personas muchas veces creen que la privación de sueño es una buena jugada en el mundo de los deportes.

Por ejemplo, tenemos a Jon Gruden, uno de los entrenadores más exitosos de los últimos años en la Liga Nacional de Fútbol Americano (o NFL). Este escribió un bestseller llamado “¿Amas el fútbol americano? Venciendo con corazón, pasión, y pocas noches de sueño”.

En realidad, dormir bien puede representar la diferencia entre ganar o perder. Cheri Mah, una investigadora de la Universidad de Stanford, hizo un experimento sobre este fenómeno en el baloncesto.

Esta científica observó el rendimiento de los jugadores. Midió los tiempos de carrera y el éxito al encestar desde la línea de tres puntos. 

Entonces, evaluó a cada miembro del equipo después de haber dormido dos horas más por noche (de 6,5 horas de sueño a 8,5). Tener un mayor descanso hizo disminuir el tiempo de carrera en 0,7 segundos ¡y marcaron nueve canastas más!

Los aparatos electrónicos

¿Cuál es la última cosa que haces antes de dormir? ¿Ves un episodio de “House of Cards”? ¿Escribes algún e-mail? ¿Lees las noticias? Estas actividades pueden parecer de ocio, pero debes estar seguro de que no eres adicto a tus dispositivos.

Actualmente, la gente cada vez es más esclava de sus aparatos electrónicos, ¡y una cantidad sorprendente se los lleva a la cama!. De acuerdo con el Consumer Mobility Report de 2015, el 71% de las personas mantienen su celular cerca mientras duermen.

Las personas también son más propensas a hacerse adictas a las redes sociales; y eso es especialmente malo para nuestro sueño. 

Heath Cleland Woods, un investigador en la Universidad de Glasgow, descubrió que las personas duermen peor cuando están emocionalmente involucradas con las redes sociales. Además, sufren de ansiedad.

Las emociones y el estrés no son los únicos problemas; la luz azul emitida por nuestros aparatos también nos mantiene despiertos. 

De acuerdo con el psicólogo Dan Siegel de la UCLA, se trata de un círculo vicioso. Cuando la oscuridad aparece, el cuerpo normalmente empieza a secretar melatonina, tanto que nos da sueño en cuestión de horas. 

Sin embargo, si estás viendo la pantalla de un aparato electrónico, tu cuerpo no cree que sea de noche. Cuando finalmente intentamos dormir, no tenemos suficiente melatonina para ayudarnos. Entonces, coloca tu computadora y tu celular lejos de ti hasta las 9:00 am. ¡Intenta leer un libro!

La acupuntura

Digamos que te alejaste de tu computadora y teléfono, pero todavía no logras dormir; puede ser hora de intentar alguna acción más directa. ¡Clavarte algunas agujas en tu oreja te pueden ayudar!

La acupuntura es una manera eficiente y natural de mejorar tu sueño. Las personas la han usado por siglos, y ahora la medicina moderna ya ha confirmado su eficacia.

Investigadores de la Universidad de Emory descubrieron que la acupuntura es una manera eficiente de curar el insomnio. Además de eso, diversos estudios muestran que los puntos en la oreja son útiles para incentivar el sueño profundo.

De acuerdo con el Toronto Center for Mental Health, eso sucede porque los estímulos aumentan la producción de melatonina y ayudan a reducir la ansiedad.

Si no tienes tiempo para visitar a un profesional, tú mismo puedes intentar aplicar presión en los lugares adecuados. Aprieta en varios puntos en tu muñeca, tobillo y orejas, y respira profundamente. Usa tu intuición. Si quieres ser más exacto, puedes buscar a un especialista para que te ayude.

Hierbas medicinales como la lavanda también pueden mejorar la calidad del sueño. Dioscorides, un médico de la Grecia antigua, escribió sobre las propiedades tranquilizantes de esta planta al inicio del primer siglo. 

Era muy usada en la antigüedad para ayudar a relajarse. La ciencia moderna también ha confirmado estos poderes. Está comprobado que es capaz de disminuir la frecuencia cardíaca, disminuir la presión sanguínea y la temperatura de la piel, ¡otro factor importante para dormir bien! 

Entonces, puedes experimentar con diferentes hierbas, aromas y tés, como el de raíz de valeriana, además de descubrir cuáles aceites se adecúan mejor a tu cuerpo.

Usa las nuevas tecnologías

¿Ya escuchaste hablar de una tecnología que puedes vestir? No estamos hablando de franelas con pantallas o vestidos con chips, sino de aparatos que utilizas para monitorear tus funciones biológicas, ¡como el sueño!

Existen algunos dispositivos tecnológicos que te ayudan a dormir mejor. Por ejemplo, monitores inteligentes y luz artificial indicada para la noche.

Una empresa francesa creó un sistema para mejorar el descanso en 2014. El sistema consiste en dos aparatos, uno que debes mantener cerca de la cama que controla los niveles de ruido, luz, y temperatura del cuarto. El segundo debe ser colocado debajo del colchón. Este mide la frecuencia cardíaca, la respiración y los movimientos involuntarios.

Vimos cómo la luz azul puede ser perjudicial para los patrones de sueño. Afortunadamente, ¡la tecnología está trabajando para acabar con eso! La aplicación “f.lux”, por ejemplo, suaviza la iluminación de la pantalla durante la noche. Así, tus niveles de melatonina no son interrumpidos.

También puedes acceder a herramientas para ayudar a relajarte. Olvidarse del estrés del día a día y de la ansiedad es una parte importante para una buena noche de sueño, y la meditación puede ayudarte con eso. Existen muchas guías disponibles online, como los videos de Louise Hay que puedes encontrar en YouTube.

Los métodos como una atención consciente en la respiración o el Feldenkrais pueden ayudarte a dormir. Este último es un método que te permite aumentar gradualmente tu consciencia corporal y relajación, realizando movimientos pequeños y lentos.

Tales dispositivos y métodos pueden funcionar muy bien, pero no serán capaces de arreglar tus problemas por sí mismos. Necesitas asegurarte de que estás preparado para dormir y asumirlo como un compromiso.

Notas finales

El descanso es necesario para que el ser humano sea productivo. En este libro, Arianna Huffington recoge numerosos estudios que ponen de manifiesto la importancia del sueño.

Además, el libro da consejos muy útiles para que no pasemos una noche desvelados. Intenta dormir por lo menos siete u ocho horas al día, olvídate de tus aparatos electrónicos y trata de acostarte en un lugar silencioso y oscuro. Si no es suficiente, recurre a la acupuntura o la meditación. ¡Puedes sorprenderte con los resultados!

Consejo de 12min

Si te interesa aprender más sobre hábitos saludables, continúa con “12 reglas para vivir”. Jordan Peterson te enseña cómo tener una vida consciente y plena.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Nació en Grecia y vivió en el Reino Unido pero se radicó en Estados Unidos. Allí cofundó el sitio web de noticias The Huffington Post. Empezó siendo una popular comentarista conservador... (Lea mas)