×
70% OFF

Oferta exclusiva de Black Friday

2398 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

La psicología del dinero - reseña crítica

La psicología del dinero Reseña crítica
Inversiones y finanzas

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: The psychology of money.

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9780857197696

Editorial: Harriman House

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

Todos deseamos alcanzar una estabilidad económica que nos permita vivir cómodamente y sin preocupaciones. Este título te acercará las claves para entender cómo funciona el mundo de las finanzas y cómo tomar mejores decisiones en tu economía.

Nadie está loco

Las personas de diferentes generaciones, criadas por diferentes padres, con diferentes ingresos, diferentes valores, en diferentes partes del mundo, nacidas en diferentes economías, experimentando diferentes mercados laborales con diferentes incentivos y diferentes grados de suerte, aprenden lecciones de manera muy diferente.

Al tener vidas moldeadas por experiencias distintas, es normal que nuestras decisiones se orienten en distintos caminos, y esto no tiene que ver con ser más inteligente o estar más informado. Todos pensamos que sabemos cómo funciona el mundo, pero cada uno de nosotros sólo ha experimentado apenas una pequeña porción de la realidad.

No debemos esperar estar de acuerdo en todo lo que importa, lo que vale la pena, lo que es probable que suceda o cuál es el mejor camino a seguir. Una opinión sobre el dinero que para unos resulte escandalosa puede tener mucho sentido para otros.

Riesgo y suerte

La suerte y el riesgo son hermanos. Ambos son la muestra de que cada resultado en la vida está guiado por fuerzas que van más allá del esfuerzo individual. Son tan parecidos que no se puede creer en uno sin respetar igualmente al otro.

El impacto accidental de las acciones fuera de tu control puede tener más consecuencias que las que tomas conscientemente, pero tanto la suerte como el riesgo son tan difíciles de medir y de aceptar que, con demasiada frecuencia, se subestima su influencia.

Si les das a la suerte y al riesgo su debido respeto, te darás cuenta de el éxito financiero, tanto el tuyo como el de los demás, nunca es tan bueno o tan malo como parece, y que tratar de emular el éxito de inversión de otra persona es difícil porque desconocemos el nivel de riesgo y de suerte que han participado en esa situación.

Ten cuidado a quién alabas y admiras, y a quién menosprecias, o simplemente ten cuidado al suponer que el 100% de los resultados se pueden atribuir al esfuerzo y las decisiones.

Por lo tanto, concéntrate menos en individuos específicos y estudios de casos, y más en patrones generales. Cuanto más común sea el patrón, más aplicable podría ser a tu vida.

Hacerse rico vs. mantenerse rico

Hay un millón de formas de hacerse rico y muchos libros sobre cómo hacerlo. Pero solo hay una forma de mantenerse rico: una combinación de frugalidad y paranoia.

Obtener dinero requiere tomar riesgos, ser optimista y exponerse, pero mantener el dinero requiere lo contrario de tomar riesgos. Requiere humildad y miedo de que lo que has conseguido te lo quiten con la misma rapidez, y aceptar que al menos algo se puede atribuir a la suerte, por lo que puede que el éxito pasado no se repita del mismo modo.

La capacidad de supervivencia, de permanecer durante mucho tiempo sin desaparecer ni verse obligado a rendirse, es lo que marca la mayor diferencia entre los inversores.

Aplicar la mentalidad de supervivencia al mundo real se reduce a apreciar tres cosas:

  1. Más que grandes ganancias, anhela ser financieramente inquebrantable. Si eres irrompible, en realidad creerás que obtendrás los mayores rendimientos, porque podrás permanecer el tiempo suficiente para que la capitalización haga maravillas.
  2. La planificación es importante, pero la parte más importante de cada plan es tener pensado qué hacer si las cosas no van de acuerdo con ese plan que tenías.
  3. Es vital una personalidad dura y optimista sobre el futuro, pero siempre alerta sobre lo que puede impedir que ese futuro próspero llegue.

La riqueza es lo que no ves

El dinero tiene muchas ironías, y una de las más importantes es: la riqueza es lo que no ves. 

La riqueza son los autos, relojes y ropa que no se compran, los activos financieros que aún no se han convertido en las cosas que ves.

La gente necesita que se le diga esto, porque cuando la mayoría dice que quiere ser millonaria, lo que en realidad quiere decir es: "Me gustaría gastar un millón de dólares", que es literalmente lo contrario de ser millonario.

El inversionista Bill Mann dijo una vez: “No hay forma más rápida de sentirse rico que gastar mucho dinero en cosas realmente buenas. Pero la manera de ser rico es gastar el dinero que tienes y no gastar el dinero que no tienes. Es realmente así de simple”.

Debemos tener en claro la diferencia entre ser rico y riqueza, ya que es más que semántica, porque no saber la diferencia es una fuente de innumerables malas decisiones en relación con el dinero. Ser rico es tener un ingreso corriente pero la riqueza está escondida porque son ingresos no gastados.

La riqueza es una opción aún no tomada para comprar algo más adelante. Su valor radica en que cuentes con opciones, flexibilidad y crecimiento para que algún día compres más cosas de las que podrías comprar en este momento.

En general, vemos las casas que compraron las personas millonarias, no vemos los ahorros, las cuentas de jubilación o las carteras de inversión. El peligro aquí es que la mayoría de la gente, en el fondo, quiere ser rica porque quiere libertad y flexibilidad, que es lo que te pueden dar los activos financieros que aún no se han gastado.

Está tan arraigado en nosotros que tener dinero es gastarlo que no llegamos a ver la moderación que se necesita para ser realmente rico. Y como no podemos verlo, es difícil aprender a hacerlo.

Quizás te sorprenda, pero crear riqueza tiene poco que ver con tus ingresos o retornos de inversión, y mucho que ver con tu tasa de ahorro.

Los rendimientos de las inversiones pueden hacerte rico, pero siempre está en duda si una estrategia de inversión funcionará y por cuánto tiempo, mientras que tus ahorros personales y la frugalidad, la conservación y la eficiencia de las finanzas son partes de la ecuación del dinero que están más bajo tu control.

Algunos consejos finales

Teniendo en cuenta los aspectos generales comentados anteriormente, aquí encontrarás algunas recomendaciones breves que pueden ayudarte a tomar mejores decisiones con tu dinero:

  • Intenta siempre encontrar humildad cuando las cosas van bien y compasión cuando van mal: Nunca nada es tan bueno ni tan malo como parece. El mundo es complejo, y la suerte y el riesgo son reales pero difíciles de identificar. Procura reconocerlos antes de juzgarte a ti mismo y a los demás. Respeta el poder de la suerte y el riesgo, y tendrás más posibilidades de concentrarte en las cosas que realmente puedes controlar. Esto te permitirá, además, encontrar los modelos correctos a seguir.
  • Menos ego, más riqueza: Recuerda que el hábito de ahorrar dinero se encuentra en la brecha entre tu ego y tus ingresos, y que la riqueza es lo que no ves Entonces, la riqueza se crea suprimiendo lo que podrías comprar hoy para tener más cosas o más opciones en el futuro. No importa cuánto ganes, nunca acumularás riqueza a menos que puedas poner un límite a la satisfacción que puedes tener con tu dinero hoy mismo.
  • Administra tu dinero de manera que te ayude a dormir por la noche: Esto es diferente a decir que debes aspirar a obtener los rendimientos más altos o ahorrar un porcentaje específico de tus ingresos. Algunas personas no dormirán bien a menos que obtengan los mayores rendimientos; otros solo descansan bien si invierten de manera cuidadosa. Cada quien lo hará a su modo, pero preguntarse "¿Me ayuda esto a dormir por la noche?" es la mejor guía universal para todas las decisiones financieras. Si deseas ser mejor inversionista, lo más poderoso que puedes hacer es aumentar tu horizonte temporal: El tiempo es la fuerza más poderosa en la inversión, porque hace que las pequeñas cosas crezcan y los grandes errores desaparezcan.
  • Aprende a sentirte bien aunque algunas cosas vayan mal: Puedes equivocarte la mitad del tiempo y aun así hacer una fortuna, porque una pequeña minoría de cosas representa la mayoría de los resultados. No importa lo que estés haciendo con tu dinero, debes sentirte cómodo con muchas cosas que no funcionan, porque así es el mundo. Por lo tanto, siempre debes medir tu desempeño mirando la cartera completa, en lugar de inversiones individuales. Está bien tener una gran cantidad de inversiones pobres y algunas sobresalientes. Juzgarte centrándote en inversiones individuales hace que los ganadores parezcan más brillantes y los perdedores, más lamentables de lo que realmente son.
  • Usa el dinero para ganar control sobre tu tiempo: La capacidad de hacer lo que quieras, cuando quieras, con quien quieras, durante el tiempo que quieras es el objetivo más valioso que existe en las finanzas.
  • Sé más amable y menos llamativo: Nadie está tan impresionado con tus posesiones como tú. Podrías pensar que quieres un auto elegante o un buen reloj, pero lo que probablemente quieras es respeto y admiración, y es más probable que obtengas esas cosas a través de la amabilidad y la humildad que de grandes lujos.
  • Ahorra, solo ahorra: No se necesita una razón específica para ahorrar. Es genial ahorrar para un automóvil, un pago inicial o una emergencia médica, pero ahorrar para cosas que puedan suceder pero son imposibles de predecir o definir es una de las mejores decisiones que podrías tomar. La vida de todos es una cadena continua de sorpresas. Los ahorros que no están destinados a nada en particular son una protección contra la inevitable capacidad de la vida de sorprenderte en el peor momento posible.
  • Define el costo del éxito y prepárate para pagarlo: Nada que valga la pena es gratis, y recuerda que la mayoría de los costos financieros no tienen etiquetas de precios visibles. La incertidumbre, la duda y el arrepentimiento son costos comunes en el mundo de las finanzas. A menudo, vale la pena pagarlos, pero debes verlos como tarifas, es decir, un precio que vale la pena pagar para obtener algo bueno a cambio, en lugar de multas o una sanción que debes evitar.
  • El margen de error: Una brecha entre lo que podría suceder en el futuro y lo que necesitas que suceda es lo que te da resistencia, y la resistencia es lo que hace que la combinación sea mágica con el tiempo. El margen de error a menudo parece una opción conservadora, pero si te mantiene en el juego, lo vale.
  • Evita los extremos de las decisiones financieras: Los objetivos y deseos de todos cambiarán con el tiempo, y cuanto más extremas hayan sido tus decisiones pasadas, más podrás arrepentirte de ellas a medida que evolucionas.
  • Define el juego que estás jugando: Y asegúrate de que tus acciones no estén influenciadas por personas que juegan un juego diferente.
  • Respeta el desorden: Las personas inteligentes, informadas y razonables pueden estar en desacuerdo en torno a las finanzas, porque las personas tienen objetivos y deseos muy diferentes. No hay una sola respuesta correcta, solo aquella que funcione para ti.

Notas finales

Existen múltiples aspectos a tener en cuenta en la relación entre las personas y sus decisiones a la hora de invertir. Morgan Housel muestra en este título algunas de las ideas típicas que rondan la idea de inversión, destruye mitos y da consejos para que pienses cuál es la mejor estrategia para tu futuro. ¡No te lo pierdas!

Consejo de 12min

El microlibro basado en El pequeño libro para invertir con sentido común, de John C. Bogle, te brindará más herramientas para poder proyectar tu futuro financiero

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Es un reconocido analista económico y fue durante años uno de los columnistas principales de Wall Street Journal. Es un experto en el estudio de “la inversión conduc... (Lea mas)