×
70% OFF

Oferta exclusiva de Black Friday

2294 lecturas ·  4.5 calificación promedio ·  50 calificaciones

El negocio del siglo 21 - reseña crítica

El negocio del siglo 21 Reseña crítica
Carrera y negocios

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: The Business of the 21st Century

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 8550800856; 9788550800851

Editorial: Penguin Random House

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

El objetivo de este libro es enseñarte a encontrar la libertad financiera. Robert y Kim Kiyosaki te recuerdan que en el siglo XXI, el mundo de los negocios ha cambiado. 

Estos autores, a través de instrucciones directas y objetivas, te muestran cómo ser dueño de tu dinero. La decisión es tuya, no esperes más, ¡empieza a leer!

Las nuevas reglas

En algunas regiones y países, tener un buen trabajo es tan común que muchas personas creen que es normal. ¡Pero no lo es! Los empleos son una forma social que se volvió regular durante la Era Industrial, cuando la producción en masa exigió mano de obra estandarizada. 

Antes, en la Era Agraria, la mayor parte de la gente era emprendedora. El rey no le pagaba a la gente; al contrario, las personas tenían que hacer frente a los impuestos para poder trabajar en sus tierras. 

Kiyosaki insiste que esto es un problema. El hombre actual piensa con la mentalidad de la Era Industrial, que prevaleció desde la Edad Moderna hasta el siglo XX. Ahora, vivimos en la Era de la Información y las reglas cambiaron.

En el siglo XX, se consideraba muy importante ir a la escuela, sacar las mejores notas y encontrar un buen empleo. Ya en el siglo XXI, incluso las grandes empresas corren el riesgo de volverse obsoletas. Y la única forma de encontrar seguridad financiera, según el autor, es abriendo tu propio negocio.

El siglo XX le permitía prosperar a aquellos que tenían una mentalidad de empleados. Pero el siglo XXI exige una visión empresarial. Para lograrlo, necesitas asumir el control de tu fuente de ingresos. La única forma de adquirir un futuro sólido es que tú mismo lo crees.

El lado positivo de la crisis

Durante una crisis existen más oportunidades para ejercitar la creatividad, pues los caminos tradicionales solo llevan a los mismos resultados. De ese modo, debemos salir de la zona de confort y atrevernos a innovar para alcanzar nuevos objetivos, aprendiendo a lidiar con las nuevas adversidades.

Grandes empresas, como Microsoft y Disney, surgieron en periodos de depresión. La crisis hace emerger la fuerza de los débiles. Pero no es algo fácil, se requiere mucho esfuerzo. Por eso, el autor hace dos preguntas cruciales: ¿estás dispuesto a perseguir con obstinación tus sueños?, y ¿qué vas a hacer exactamente?

Cuadrante Cashflow

Kiyosaki sistematizó sus ideas sobre la mentalidad financiera en un cuadrante formado por cuatro letras. Del lado izquierdo están la “E” de empleado y la “A” de autónomo, y del derecho la “D” de dueño de empresa y la “I” de inversionista.

La mayoría de la gente en el planeta vive del lado izquierdo del cuadrante, principalmente en la letra “E”. Por otro lado, una pequeña parte vive en el derecho.

Sin embargo, es en las letras “D” e “I” donde está la libertad financiera. Para lograrla no basta con ganar más dinero. En realidad, es muy común que las personas aumenten su capital y después lo pierdan todo. La mayoría de los ganadores de lotería, aquellos que ganan millones, lo pierden todo en pocos años. 

Para crear una riqueza verdaderamente genuina, lo principal es cambiar de mentalidad. No sirve de nada solo cambiar de trabajo. Pero tampoco es fácil salir del lado izquierdo del cuadrante, pues nuestra sociedad nos entrena para ser empleados.

Algunas personas creen que salir del cuadrante “E” hacia el cuadrante “A” es suficiente. Piensan que ejerciendo una actividad autónoma tendrán libertad, pero eso es una trampa.

Los valores financieros esenciales

Tus valores financieros no son resultado de tu ambiente externo. No dependen esencialmente de la economía, tu clase social, o tu escolaridad. Tienen mucho más que ver con tus fuerzas y debilidades, lo que realmente te mueve.

Quien vive en la letra “E” tiene como valor fundamental la seguridad. Son personas que no se arriesgan y se acobardan ante la posibilidad de perder o fracasar. Irónicamente, es gente que está en una situación muy insegura, pues dependen de un empleo que puede desaparecer en cualquier momento.

“Si quieres algo bien hecho, hazlo tú mismo”. Esta es la frase de la letra “A”. Si hubiese una canción que fuese su lema sería “My way”, de Paul Anka. La gente de este cuadrante salió de “E” hacia “A” en búsqueda de la independencia. Aquí se sitúan los microempresarios que prefieren trabajar por cuenta propia a recibir órdenes. 

También están en este cuadrante los especialistas y los consultores. El valor fundamental para ellos es la independencia. Aunque, contradictoriamente, tienen una jornada regular de trabajo. Para saltar de “A” a “D” es necesario un “salto cuántico”. Y eso no tiene nada que ver con la escolaridad. 

En realidad, muchas veces te exiges a ti mismo ser el mejor de tu sector cuando estás en el cuadrante “A”. En el “D”, eso no es importante, su frase típica es “busco los mejores talentos para que se unan a mi equipo“.

Por otro lado, un inversionista piensa en términos de retorno, siempre se preguntan “¿cuál es el beneficio de mis inversiones?”. Para ellos, la libertad financiera es la circunstancia más valorada. Además, adoran la idea de que el dinero trabaje para ellos. 

Si quieres libertad financiera, no necesitas un nuevo empleo, necesitas cambiar de cuadrante. Salir del lado izquierdo e ir hacia el derecho.

La mente de un emprendedor

Un empresario es esencialmente alguien que tiene el coraje de empezar un nuevo negocio y hacer el capital fluir. Para conseguirlo hay dos estrategias:

  1. Haz que los clientes compren tus productos
  2. Consigue que tus empleados rindan como mínimo diez veces lo que invertiste en ellos. 

Eso sí, nunca olvides que para tener libertad financiera y producir riqueza genuina, no necesitas dinero. En cuatro años, Kiyosaki se volvió millonario. Lo que necesitarás es un sueño, determinación, deseos de aprender rápidamente.

El cuadrante “D” es un excelente espacio para generar una riqueza genuina. Pero hay un problema: es necesario un capital inicial. Algo muy arriesgado, ya que el 90% de las nuevas empresas quiebran antes de cumplir los cinco años.

Por eso, el marketing de red es el negocio del siglo XXI. Es necesario un bajo capital inicial y hay una alta posibilidad de generar renta pasiva.

Los activos que generan renta

En primer lugar, hay que dejar claros algunos conceptos. Un activo es algo que te permite ganar dinero, aunque no trabajes. Por otro lado, la renta se obtiene cuando consigues ganancias por algún trabajo. Mientras que el flujo de caja es el valor que consigues independientemente de lo que hagas.

Por ejemplo, si te compras una casa y la revendes a un excelente precio, no es un activo. Has sacado un beneficio, pero después de cobrar el valor no recibirás nada más. Es más, antes de venderlo te hacía gastar con su mantenimiento. Entonces, ese inmueble era un pasivo.

Sin embargo, si lo alquilas, se vuelve un activo, pues obtienes ingresos todos los meses.

En este contexto, Kiyosaki se enfoca en el marketing de red por ser la forma más atractiva de crear activos.

Hay tres tipos de educación para ser exitoso. La académica, donde aprenderás a leer, escribir, etc.; la profesional, con la que sabrás comportarte en determinado empleo; y la financiera, donde descubrirás como ganar dinero.

En el marketing de red, tendrás educación financiera. Aprenderás a partir del mundo empresarial real con gente que te estimulará continuamente, pues el éxito de ellas está vinculado al tuyo. Cuanto más ganes, más lo harán los demás. Es una relación directa. En fin, aprenderás las habilidades para ser un empresario.

Por otro lado, tendrás un equipo apoyándote en el camino a tu desarrollo personal. Todos nosotros tenemos en nuestro interior un vencedor y un perdedor.

Si deseas volverte rico, necesitas crear una red de contactos con gente adinerada que te ayude a crecer. Tu renta tiende a ser aproximadamente igual a la de tus cinco amigos más próximos.

El poder de la red

Tu producto puede ser el mejor del mundo, pero aun así, eso no es lo más importante. Tener relaciones con otras personas que te ayuden a distribuirlo es lo que hará que tu negocio alcance el éxito. 

Es la ley de Metcalfe, según la cual “el valor económico de una red es igual al número de sus usuarios al cuadrado”. En este negocio, lo más importante no es vender, sino lograr comunicar tu idea. “La clave del éxito en ventas se basa en lo que puedes hacer”, afirma Kiyosaki. Para ello, es necesario que desarrolles tu capacidad de liderazgo.

Debes hablar directamente al corazón de la gente. El dinero fluye a las empresas que tienen los mejores líderes. Las empresas que olvidaron cómo contar su propia historia terminan en bancarrota.

La riqueza es la capacidad de sobrevivir un cierto número de días. Pregúntate a ti mismo: “¿Si yo dejase de trabajar hoy, cuánto tiempo sobreviviré financieramente?”. 

A través del marketing de red aprenderás a tener grandes sueños. Pero esto no es suficiente, muchas personas tienen grandes objetivos, pero antes de alcanzarlos se aburren y desisten. Debes ser constante y, sobre todo, debes planificar cómo conseguirás tus metas. 

Escoge tu empresa no por la política de lucros, sino por su política de educación. Es decir, elige un negocio que se preocupe con la habilidad tanto como con las ganancias. Conoce a sus líderes, analiza si son ejemplos de inspiración para ti, y claro, conoce sus productos.

Planificación

Es necesario un plan quinquenal. Es decir, saber que tendrás el flujo de caja desde hoy, pero que tu proyecto realmente funcionará si sigue aportándote beneficios después de aproximadamente cinco años. En los primeros pasos, el 90% de las empresas fracasan. Necesitarás de unas diez mil horas de trabajo para lograr alcanzar el éxito.

Este fue el tiempo que tardaron Robert y Kim Kiyosaki en convertirse en millonarios.

Lo que te hará rico no son los activos, los inmuebles o el trabajo duro, sino cómo los utilizas. La sabiduría es dinero. Pero no necesitas un conocimiento académico, sino financiero. Y hay cuatro parámetros para medirlo:

  1. Saber cómo hacer más dinero: mientras más hagas, mayor será el indicio de que tienes una inteligencia financiera alta.
  2. Saber proteger tu dinero: si tú y otra persona poseen el mismo ingreso mensual, pero tú pagas 20% de impuestos y la otra 40%, significa que posees más conocimiento.
  3. Saber hacer un presupuesto: es un excelente indicador de tu inteligencia financiera; si no sabes cómo hacerlo, puedes tener problemas a futuro.
  4. Saber impulsar tu dinero: mientras más hagas que rinda, más inteligencia financiera tendrás.

Pero recuerda, el objetivo del marketing de red no es que tengas más dinero, ni tener más libertad. La meta real es que tengas una vida magnífica. 

Hay básicamente tres tipos de personas: las que viven con miedo, las que viven con rabia y las que viven con frustración. El objetivo del marketing de red es que tengas una vida abundante, con alegría y paz.

Notas finales

El marketing de red, además de todo lo anterior, es una forma de adquisición de riqueza más justa. Es un modelo democrático en el cual todos pueden participar, sin prerrequisitos excluyentes. 

La desigualdad social es una de las principales causas de violencia. Al viabilizar el bienestar financiero de la humanidad, el marketing de red colabora para la paz mundial. Por eso, Kiyosaki lo define como el negocio del futuro.

Consejo de 12min

En este libro has aprendido estrategias para acercarte a la libertad financiera. Si eres un emprendedor, seguro que te interesa “El mundo cambia, ¿y tú?”. Eva Collado Durán enseña cómo crear tu marca personal. Elige una idea, impleméntala y hazla que crezca y madure contigo. ¿Qué te parece? ¡Bienvenido al siglo XXI!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Empresaria co-fundadora y CEO de The Rich Dad Company, es una enérgica defensora y promotora de la educación financiera. Además de los libros que es... (Lea mas)

Es un inversor, empresario y educador estadounidense, famoso por su serie “Padre rico”. Con esta recopilación de li... (Lea mas)