×
70% OFF

Oferta exclusiva de Black Friday

284 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

La economía de la extorsión - reseña crítica

La economía de la extorsión Reseña crítica
Economía

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 6073188455

Editorial: Debate

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

Según el autor Luis de la Calle, la extorsión es un crimen que en algunos países se vive de forma regular y normalizada. Tan real y crudo se ha vuelto este delito que existen organizaciones completas que la llevan a cabo, inclusive gobiernos enteros viven de ello. En México la extorsión se vive como moneda de cambio. Aquí descubrirás qué representa y cómo daña a las familias.

El preámbulo mexicano

Todo ciudadano mexicano se ha visto envuelto de una u otra forma en alguna transacción basada en la extorsión. Esto es tan cotidiano que ya se pierde de vista que es una actividad criminal. Los impactos económicos producidos por la extorsión son difíciles de medir.

Entre sus consecuencias están la brecha social y la desigualdad económica. En México, estas problemáticas han aumentado durante los últimos 30 años. La razón principal es que para procesar la mayoría de los trámites necesarios para abrir un negocio pequeño o mantenerlo, se requiere sufrir la extorsión.

Los principales perpetradores de estas actividades son grupos delictivos o agentes del gobierno. Los primeros lo hacen a cambio de ofrecer una supuesta protección de sí mismos. Los segundos lo hacen bajo la amenaza de retirar los permisos del comercio sin derecho a la defensa.

Cada negocio que sufre de extorsión es claro reflejo de la reducción del mercado y las limitaciones de la economía. La principal consecuencia de esto es que la cantidad y calidad de las inversiones locales y extranjeras resulta severamente dañada.

El autor define extorsión como “la acción de obligar a la víctima a realizar u omitir un acto a  través de la amenaza o intimidación”. Es una actividad nociva que elimina directamente la voluntad de las personas al atacar su libertad. Se utiliza violencia física, destrucción de propiedad o daño personal, y se divide en sistémica y casual.

Para ambos casos existen las organizaciones ejecutantes, la relación agresor-víctima y el contexto en el que sucede. Los perpetradores pueden ser criminales individuales, pero lo más común es que sea llevada a cabo por estructuras criminales completas. Debe quedar claro que también existen niveles de vulnerabilidad.

Los negocios pequeños y medianos son especialmente vulnerables porque, a diferencia de las grandes empresas, no cuentan con vías de protección mercantil para evitar la extorsión. La herramienta que ha demostrado mayor efectividad es la movilidad, la posibilidad de moverse de posición geográfica y eludir a los criminales.

Existen cuatro tipos de extorsión generalizada:

  • Anónima
  • Extorsión-protección
  • Laboral
  • Monopolística

En cada uno de los casos, es muy probable generar el síndrome de Estocolmo, un vínculo afectivo de la víctima hacia el victimario, a consecuencia de la corrupción e impunidad normalizada. Los daños causados por este estado se ven directamente en la calidad de los productos y las relaciones mercantiles.

Los daños de la extorsión

La medición de los daños es algo realmente complejo que nadie ha podido hacer fuera de estimaciones estadísticas a causa de su propia naturaleza. Se debe medir, por lo menos, la competitividad, relación costo-beneficio de los productos y su variedad. Todo esto siempre disminuye.

Se ha logrado estimar el daño de la extorsión en México en unos 4,72 billones de pesos mexicanos para el 2017, con un incremento del 21% respecto del año anterior. Lo cual es un reflejo claro del debilitamiento del Estado de derecho y la cultura de la legalidad. La culpa de esto la tiene el gobierno, ya que es incapaz de aumentar la confianza en los diferentes sectores comerciales.

El comercio actual sufre de una asimetría de información, generalmente a favor del vendedor, que le da ventajas ante la ignorancia del comprador. La asimetría provoca a su vez una incertidumbre ante el cambio de derechos, facilitando la creación de monopolios por parte de empresas inmunes a la extorsión.

Pequeñas y medianas empresas sufren de extorsión por parte del crimen organizado, de sindicatos, inspectores, municipios, policías y otras empresas privadas. Por estas razones, los inversionistas suelen ser familiares en una empresa informal que no crece ni aumenta su productividad.

Sin embargo, la corrupción es capaz de potenciar el crecimiento económico al acelerar los trámites burocráticos y mejorar la eficiencia de las labores de los funcionarios. Empero, el reflejo real de estas actividades ha llevado a México y a otros países en vías de desarrollo a la inestabilidad política, económica y social.

La desigualdad ocasionada por la extorsión es uno de los mayores retos que sufre la economía nacional. Las malas prácticas tributarias y terribles inversiones del heraldo han estancado el crecimiento empresarial a pesar de las aplaudidas regulaciones nacionales.

Es una falacia que los ricos deban perder para que la desigualdad se elimine, la prosperidad no es contraria a la desigualdad. Sin embargo, la igualdad solo puede darse con el incremento en el intercambio honesto de bienes, así como la facilidad de movilidad.

La movilidad es una herramienta fundamental para lidiar con la desigualdad y la propagación económica. Sin un Estado de derecho, la movilidad no es viable porque impera la extorsión y sin movilidad no hay crecimiento. Otro factor que aumenta la desigualdad, es la suma de extorsión y corrupción al obstaculizar el desarrollo de las micro y pequeñas empresas.

El Estado de derecho debe estar legislado para exigir el cumplimiento de las leyes a todos los niveles de gobierno. Es necesario que se procure la protección de los ciudadanos al modernizar la recaudación de impuestos inherentes a la propiedad.

El ecosistema de la extorsión

A nivel internacional, el autor afirma que el mayor exponente de la extorsión es Donald Trump. Sus políticas de negociación aplicadas a los aranceles es una clara técnica extorsionista al abusar de su poder. Recurrió a una herramienta legal reservada para enfrentar alguna crisis nacional de su país.

La presión de Estados Unidos reforzó la conducta de extorsión dentro de México en los altos círculos políticos. Al poco tiempo, la conducta también se reforzó hasta que llegó a los funcionarios de ventanilla. En este nivel, el ciudadano pierde la libertad y seguridad ante el Estado de derecho.

La presencia de la extorsión en México se ha dado por diferentes causas nacionales e internacionales:

  • Falta de educación
  • Desigualdad en los ingresos
  • Falta de oportunidades
  • Altos niveles de impunidad
  • Debilidad institucional

La suma de todos estos factores hace que la extorsión y la impunidad se conviertan en parte de la cultura nacional, lo cual es aún más difícil de erradicar. Aunado a esto, el mexicano no siente como suya su patria porque desde un inicio se le arrebató la tierra a los nativos. La falta de pertenencia se convierte en la división social y la indiferencia nacional.

Las dos condiciones mencionadas son vistas como parte de la supervivencia del mexicano promedio. Por ello es que la economía se basa en rentas, situación que le da total ventaja al dueño. La extorsión se infiltra en esta situación al hacer tendenciosa la decisión al elegir al cliente.

Los países que se basan en este modelo y que cuentan con un Estado de derecho funcional, están dirigidos hacia la modernización y progreso económico. Con respecto a esto, Adam Smith escribió en el siglo XVIII: “El crecimiento económico depende de la especialización, tamaño de mercado y derecho de propiedad”. Elementos que se mantienen vigentes.

El rentismo monopolizado es igual a la extorsión en clima de impunidad. Para revertir esta situación es necesario convertirla en algo inaceptable. Esto mejora la calidad del mercado y beneficia a la sociedad en general.

Actualmente, el presidente López Obrador tiene la dificultad de erradicar los privilegios económicos y sustituirlos con apertura, competencia y mérito. Algo en lo que los anteriores presidentes han fracaso al otorgar concesiones de forma elitista.

El ambiente nacional es propicio para que la extorsión se extienda sabiendo que los mexicanos no le tienen confianza a los sistemas de justicia. Ni intentan ganársela. Por ello es imposible establecer un negocio en un ambiente de seguridad.

La estructura de la extorsión

El gobierno, a cualquier nivel, está internalizado en el esquema de extorsiones, contaminando la labor pública. Labores como las que se realizan durante las campañas electorales, manifestaciones y bloqueo de vialidades. No hay manifestación que no acabe en la mesa de negociaciones.

Esto revela que la extorsión es capaz de doblegar la autoridad presidencial, órgano del gobierno mexicano que no ha hecho mejoras en el marco jurídico complejo que complica su entendimiento y facilita la extorsión.

En promedio, el mexicano espera 6,9 horas para completar un trámite relativamente sencillo. El costo burocrático de la extorsión se divide en cuatro aspectos:

  • Ineficiencia
  • Costo de la extorsión mayor al costo del trámite
  • Cadena de pagos vertical
  • Nula presión para facilitar los trámites

Hoy en día existe la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana que intenta reducir la cantidad de inspecciones a las empresas por parte de las instituciones, reduciendo las oportunidades de extorsión. Sin embargo, la baja cantidad de inspecciones puede provocar la impunidad empresarial.

Aunque las empresas también sufren de la extorsión del crimen organizado, quienes saquean, secuestran, amenazan y roban a trabajadores, unidades y mercancía por igual. Al fallar la justicia, se abre un vacío de acción que aprovechan los delincuentes.

Esta falta de justicia, al ser justificada por el gobierno, acepta y legitima la presencia de extorsionadores a nivel nacional. En la Ciudad de México, particularmente, las pequeñas y medianas empresas son víctimas de la extorsión diaria. Puede ser en pagos únicos, semanales o mensuales por parte de criminales o de policías.

Si el pago es esporádico, se considera como casual, pero cuando comienza a ser constante se llama sistémico y se convierte en un negocio de protección forzada. Muchas veces sucede cuando el gobierno es incapaz de proporcionar la seguridad necesaria. Se estima que en todo México, aproximadamente 400 municipios estuvieron, en algún momento, bajo esta protección por extorsión.

En cuanto al ámbito laboral, los sindicatos son especialistas de la extorsión. Algunos de ellos realizan emplazamientos a huelga sin siquiera representar al grupo de trabajadores pertenecientes a la empresa en cuestión. Este hecho obliga a los directivos a ceder para no perder las utilidades y la seguridad laboral.

Al final, los sindicatos se encuentran coludidos con la clase política, impactando de forma negativa en la economía. Hasta llega a reducirse la competitividad y calidad de las micro y pequeñas empresas.

La globalización digital

La revolución digital vino a sumarse a los anteriores tres avances globales. Las primeras dos transformaron las sociedades al acelerar los sistemas de fabricación y líneas productivas. La tercera se dio al priorizar la ciencia e investigación tecnológica.

Actualmente, estamos viviendo la cuarta revolución: la digital. Ésta provoca terror en los gobiernos al generar incertidumbre sobre la dirección en la que la sociedad evolucionará. El punto final al que se llegará laboral, social, económica y políticamente aún es parcialmente desconocido.

A pesar de los temores, la nueva revolución es realmente capaz de reducir o erradicar las extorsiones. La forma de hacerlo, se propone, es minimizar la cantidad de trámites a realizar en ventanilla y transformar la mayoría para poder realizarlos de forma digital. Para tener éxito, se requiere que la sociedad completa tenga acceso a internet.

Es importante que los avances tecnológicos y de desarrollo sean acompañados inmediatamente por políticas públicas. La coherencia de los textos debe ser accesible para todos los niveles, con eso se reducirá la brecha social.

Durante la nueva industrialización se gestionan los servicios digitales de compras, aplicaciones, entre otras, por lo que son necesarios los agentes económicos digitales. Este cambio del comercio físico al comercio digital asume el costo que se debe aceptar para lograr el avance esperado.

El gobierno y la sociedad tienen que trabajar juntos en el uso de las tecnologías para impulsar la generación de plataformas digitales. La conversión a la era digital de los diferentes trámites podrá ser acompañada por transformación del dinero a moneda digital. El ejemplo claro de que sí se puede lograr esto, es la criptomoneda Bitcoin.

La modificación de los sistemas físicos al sistema digital dará certidumbre y estabilidad a la política pública. De hecho, el Banco Mundial ha revelado que la certidumbre en la economía internacional ha crecido con la aplicación de las plataformas digitales.

En México, se ha comenzado a establecer el sistema de pago digital con la finalidad de facilitar las transacciones y reducir la extorsión burocrática. Este método se realiza mediante aplicaciones móviles. Así, el Banco de México intenta reducir el uso de la moneda física.

A nivel internacional se han logrado tratados comerciales que obligan a México a modernizar los modelos económicos y burocráticos. Las modificaciones realizadas tienen la capacidad de reducir la extorsión en gran medida, en caso de que se ejecuten de forma oportuna y la sociedad las asimile.

Notas finales

La extorsión en México es un aspecto cultural lo suficientemente arraigado como para invadir cada resquicio de la sociedad. Las consecuencias que esto conlleva son la reducción de la cantidad y calidad de las inversiones, la reducción del mercado y el miedo a emprender.

El Estado de derecho bajo un gobierno inoperante se convierte en una falacia que da lugar a la extorsión. Las principales organizaciones que realizan esta acción son criminales a gran escala, funcionarios del gobierno o la policía. Esto deja completamente expuestas a las amenazas a las micro, pequeñas y medianas empresas.

Consejo de 12min

En este libro se encuentra una pequeña parte de los problemas que tiene México en su economía, pero los orígenes van más allá. Es buen momento para que sigas entendiendo al país norteamericano con el libro “Manifiesto Mexicano” de Denise Dresser, quien denuncia a Enrique Peña Nieto.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), cuenta con una maestría y un doctorado por la Universidad de Virginia. Ha sido subsecretario de Negociac... (Lea mas)