×
70% OFF

Oferta exclusiva de Black Friday

4973 lecturas ·  4.6 calificación promedio ·  241 calificaciones

El sutil arte de que te importe un caraj* - reseña crítica

El sutil arte de que te importe un caraj* Reseña crítica
translation missing: es.categories_name.emotional-intelligence, translation missing: es.categories_name.emotional-intelligence y Estilo de vida

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: The Subtle Art of Not Giving a F*CK: A Counterintuitive Approach to Living a Good Life

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 0062457713, 9786079765453

Editorial: HarperCollins Mexico

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

Hemos escuchado durante décadas que el pensamiento positivo es la clave para ser rico y feliz. Mark Manson parece estar en desacuerdo. En su libro afirma que debemos aceptar que somos limitados.

A veces, las cosas van mal y tenemos que aprender a lidiar con ello. ¡Si estás buscando ideas nuevas y completamente diferentes, lee este microlibro!

Acepta los aspectos negativos de tu vida

Manson comienza su libro con la historia de un hombre que, durante la mayor parte de su vida, fue un completo fracaso. La sociedad lo calificó de perdedor. Este hombre, Charles Bukowski, logró éxito en su carrera como escritor, pero eso no le impidió ser un perdedor. En su tumba está escrito el siguiente mensaje: "No intentes".

La historia de Bukowski está presente en muchos libros, películas y seminarios que predican que, para superar tus dificultades y llegar a ser grande, no puedes renunciar. “No bajar los brazos” se ha convertido en un cliché del mercado de la autoayuda y continúa repitiéndose hasta el agotamiento.

Manson nos dice que este consejo positivo para la autoayuda está realmente contribuyendo a la infelicidad porque muestra todo lo que no tienes. Esencialmente dice que, para mejorar, primero debes sentirte mal contigo mismo.

Manson insiste en que el enfoque convencional del "pensamiento positivo" nos enseña que debemos ignorar muchas cosas: buenos automóviles, cuerpos perfectos, una casa grande. Pero cada día somos bombardeados con imágenes que nos muestran a personas con vidas increíbles.

Así que Manson presenta una teoría alternativa: como el deseo de una vida mejor causa un efecto negativo en nuestras emociones, debemos aceptar los aspectos negativos de nuestra vida. Necesitamos acostumbrarnos a nuestras limitaciones y fracasos. Hacerlo nos traerá más experiencias positivas, porque cuando ya no tenemos miedo nada nos detiene.

Cuida de las cosas que valgan tu tiempo

Manson se apresura a explicar que él no quiere decir que una persona debe ser indiferente a lo que pasa en su vida. Lo que recomienda es aprender a sentirse cómodo con la diferencia. Eso significa no preocuparse con lo que alguien piensa sobre ti, significa defender tus opciones contra la adversidad.

Para afrontar los problemas, primero debes aprender a preocuparte por las cosas más importantes, superando las dificultades triviales de la vida y centrándote en lo que vale la pena. Sólo tenemos control sobre las cosas que nos importan y debemos elegir lo que queremos que nos importe.

Elige la felicidad todos los días

Manson cuenta la historia del padre de un príncipe que decide ahorrarle a su hijo el sufrimiento humano. Un buen día este príncipe descubre lo que su padre hizo y se horroriza por el estado del mundo fuera de su burbuja. El mundo exterior es muy diferente de lo que sucede en tu vida diaria.

Este príncipe creía que lograría la felicidad si vivía lejos de todos los horrores del mundo, pero eso no funcionó. Llegó a ser conocido como Buda. Su filosofía se basaba en la idea de que el dolor y la pérdida son una parte inherente de la existencia humana.

La idea principal es esta: puedes elegir la felicidad todos los días de tu vida en lugar de imaginar que un día serás feliz. Así que para por un momento. Deja de decir "seré feliz cuando haga tal cosa" y elige la felicidad ahora, independientemente de lo que esté pasando en tu vida.

Deja de pensar que eres excepcional

Sentirse bien con uno mismo no significa nada a menos que tengas una buena razón para hacerlo. En la década de 1960 se popularizó una tendencia en psicología centrada en ayudar a las personas a desarrollar su autoestima. La teoría afirmaba que las personas que se sienten bien consigo mismas mejoran en la vida y causan menos problemas.

Escuelas, iglesias y empresas comenzaron a utilizar esta teoría. Hasta hoy, la gente es bombardeada con mensajes que les dicen que son capaces de lograr grandes cosas.

El problema es que muchos escuchan este mensaje y lo creen a pesar de que nunca hacen nada excepcional. Estas personas terminan volviéndose autodestructivas y narcisistas.

Y a veces lo contrario es cierto. Algunas personas que experimentan experiencias traumáticas o frustraciones, empiezan a creer que son especiales debido a su dolor. Comienzan a verse como víctimas. Estos comportamientos llevan a algunos a tomar una postura egoísta y a creer que el mundo gira en torno a ellos y a sus sentimientos.

El hecho de ser bombardeados constantemente con ejemplos de personas extraordinarias y excepcionales en la televisión y en internet, tampoco ayuda. La simple idea de que todo el mundo puede ser extraordinario es imposible e inalcanzable para la mayoría de la gente.

El esfuerzo constante para ser extraordinario y excepcional es malo para la salud mental. La cura para este sufrimiento es aceptar que muchas de las cosas que haces pueden ser mediocres. Cuando entiendas que no todo lo que haces debe ser extraordinario, podrás disfrutar de las cosas simples de la vida.

Los problemas pueden ser buenos o malos, los valores también

No todos los problemas son malos. De hecho, son necesarios para lograr la felicidad. Aunque esto tampoco significa que siempre sean buenos. Pueden ser positivos o negativos.

Para ilustrar este punto, Manson utiliza varias anécdotas contrastantes. La primera es la historia de Dave Mustaine, un guitarrista que fue expulsado de la banda Metallica cuando empezaron a hacerse famosos. Mustaine juró que iba a comenzar su propia banda y que sería más exitoso que Metallica.

Formó la banda Megadeth y vendió más de 25 millones de álbumes. Sin embargo, a pesar de que se había convertido en un millonario famoso, Mustaine todavía se sentía como un fracaso porque Metallica ha vendido más de 150 millones de álbumes. Para muchos, Mustaine tuvo éxito, pero para sí mismo, fue un fracaso.

La segunda historia es la de Pete Best, el baterista que fue expulsado de los Beatles tan pronto como alcanzaron el éxito. Best no se convirtió en un músico famoso, pero se consideró exitoso. Afirmó que irse de los Beatles fue lo mejor que le había sucedido porque gracias a ello conoció a su esposa.

La diferencia entre Mustaine y Best es que Best eligió mejores valores para medir sus fracasos y éxitos. Manson define los malos valores como supersticiosos, socialmente destructivos y no inmediatos o incontrolables.

Por otra parte, Manson define los buenos valores como realistas, socialmente constructivos e inmediatos o controlables. Ese sería el caso de Best, que valoraba pasar tiempo con su familia. Los buenos valores incluyen cosas como la honestidad, creatividad y caridad. Los valores negativos incluyen deseos, como hacerse rico o ser mejor que otra persona.

Elegir buenos valores significa elegir buenos problemas. Valorar la honestidad puede significar tener enfrentamientos dolorosos o desagradables. Por otro lado, los enfrentamientos te llevarán al crecimiento, mientras que las mentiras te conducirán hacia la destrucción y la pérdida de confianza.

Toma el control de tu vida

Cuando nos sentimos miserables, a menudo se debe a que no tenemos el control. Sin embargo, cuando sabemos que nuestros problemas dependen de nuestras propias decisiones, nos sentimos empoderados. Todavía tenemos mucho trabajo por hacer e incluso sufrimos, pero sentimos que tenemos el control de nuestra lucha.

Siempre pueden ocurrir cosas que escapen a nuestro control, pero Manson nos recuerda que la interpretación de estas cosas está bajo nuestro mando. Asumir la responsabilidad de nuestras propias experiencias nos da poder. También nos ayuda a darnos cuenta de que no podemos controlar a nadie más.

Esto puede ser difícil, especialmente frente a una tragedia. Las personas sufren enfermedades, accidentes, pérdidas y catástrofes todos los días sin elegirlo. Aunque sí pueden elegir cómo proceder después.

Reconoce que estás equivocado

Aprender no es el proceso por el cual dejas de estar equivocado para estar en lo cierto; es el proceso por el cual evolucionas de "muy mal" a "algo equivocado".

El aprendizaje es un proceso interminable. En lugar de estar obsesionado con la búsqueda de la respuesta correcta, Manson recomienda que te des cuenta de que cada día eres "menos malo”.

La certeza es una falacia que nos impide buscar nuevas formas de crecimiento. Si estamos seguros de que nadie nos encuentra atractivos, impedimos que la otra persona nos acepte tal como somos. Si estamos seguros de que una nueva experiencia será dolorosa, perderemos la oportunidad de ver si la experiencia puede ser positiva.

Nuestras mentes y emociones a menudo son imperfectas. Nuestros cerebros y recuerdos están sujetos a diversas formas de autosabotaje. Cuando no cuestionamos nuestras creencias y a nosotros mismos, corremos el riesgo de ser destructivos. La incertidumbre nos ayuda a explorar y progresar para estar “menos equivocados”.

El consejo de Manson es duro: tienes que matarte. No físicamente, sino psicológicamente. Cambiamos todos los días a medida que procesamos nueva información de nuestras experiencias. Si una persona tiene miedo de dejar atrás a su viejo ser, nunca desarrollará un nuevo yo.

Y crear un yo mejor que el anterior es esencial para que constantemente te reinventes y seas feliz. En cada situación, debes hacerte estas tres preguntas:

  1. ¿Puedo estar equivocado?
  2. ¿Qué pasa si estoy equivocado?
  3. ¿Qué tipo de problemas provocan mis errores?

Aceptar las fallas y el dolor

Tú puedes ser tu propia fuente de inspiración y motivación. Cuando quieras, puedes actuar. Esta es tu única medida de éxito. Incluso el fracaso te hace avanzar.

Manson se considera extremadamente afortunado por haberse graduado de la universidad en 2007, cuando comenzó la crisis financiera. Después de todo, si no se hubiera graduado en una era en la que la economía estaba por los suelos, nunca habría tenido el coraje de comenzar su propio negocio.

Muchos consideran que el recién graduado Manson fue un fracasado, pero él tenía sus propias métricas de éxito: según su forma de ver las cosas, renunciar a sus sueños y aceptar un trabajo "seguro" significaba un fracaso. Luchar durante unos años sin dinero, no.

Así como no hay felicidad sin problemas, no hay mejoras sin innumerables pequeños fracasos. Después de todo, los niños se caen innumerables veces cuando están aprendiendo a caminar, pero se levantan y vuelven a intentarlo.

Abrazar el fracaso a menudo significa sufrimiento, malestar y miedo. Manson aconseja lo siguiente sobre cómo lidiar con el miedo al fracaso: cuando tienes un problema, no te quedes quieto, haz algo y las respuestas aparecerán.

Las actitudes no son los efectos de la motivación, sino su causa.

Elige buenas opciones

Querer tenerlo todo puede llevarte a no tener nada. Esto es lo que Manson descubrió después de viajar durante años por todo el mundo. Viajaba de ciudad en ciudad, de cama en cama, sin quedarse el tiempo suficiente para tener amigos o relaciones a largo plazo.

Lo que él creía ser la libertad, terminó siendo la nada. Manson regresó a los Estados Unidos, se instaló en una ciudad y se casó con una mujer. Renunciar a la idea de libertad que tenía mientras viajaba, le permitió tener una familia y una comunidad que le dieran más sentido a su vida.

Esto no significa que viajar no sea valioso, ni que todos los que se comprometen son felices. No hay ninguna receta formal para la felicidad. Simplemente significa que, en algún momento de tu vida, tienes que elegir lo que es importante para ti y olvidar lo que no lo es.

Acepta el hecho de que todos morimos

Aceptar el hecho de que todos vamos a morir es una de las cosas más difíciles de hacer, porque los seres humanos tenemos un miedo inexplicable a la muerte.

Somos los únicos animales capaces de contemplar nuestra propia mortalidad y es muy fácil obsesionarnos con ella. Sin embargo, paradójicamente, esto nos lleva a perder nuestro tiempo.

La única manera de estar a gusto con la muerte es concentrarse en el legado que queremos dejar. Es decir, cómo quieres que el mundo cambie con tu presencia.

Si tienes buenos valores, querrás hacer del mundo un lugar mejor. Eso significa creer en algo mayor que tú y trabajar para servir a ese algo mayor. Algunas personas encuentran esto en la religión, otros en la comunidad, pero lo importante es no dejar que tu percepción de la muerte te afecte ni transforme tu forma de ver y vivir la vida.

Notas finales

La clave para ser una persona feliz es la construcción de un conjunto de valores positivos. Cuando tus valores son realistas, constructivos y están bajo tu control, eres capaz de llevar una vida llena de desafíos saludables.

¿Estás engañándote a ti mismo al pensar que eres extraordinario o excepcional cuando en realidad no has hecho nada grande? Piensa en ello y convierte tus pensamientos en acciones.

La próxima vez que enfrentes un problema difícil, no te quedes quieto, haz algo al respecto. Deja que tus actitudes te inspiren en lugar de esperar que algo suceda.

Consejo de 12min

Si te gustó esta gema de Mark Manson, lo más probable es que también disfrutes del microlibro de Rubén González, “Los 9 hábitos de la gente feliz”. Descubre la serie de hábitos que te llevarán al camino de la felicidad.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Es un autor de autoayuda y blogger americano. Estudió en la Universidad de Boston y ha alcanzado la fama como escritor con una serie de libros que van contra la... (Lea mas)