×
44% OFF

No dejes tus metas para 2022

¡Accede a nuevas ideas pagando menos que un café diario. ¡Suscríbete a 12min Premium y aprende más en menos tiempo!

10366 lecturas ·  4.5 calificación promedio ·  89 calificaciones

El monje que vendió su Ferrari - reseña crítica

El monje que vendió su Ferrari  Reseña crítica
Espiritualidad y mindfulness

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 0307475395, 978-0307475398, 9780007179732

Editorial: Debolsillo

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

Robin Sharma es el autor de libros sobre desarrollo personal que más vende en el mundo. En este libro nos cuenta la historia de un abogado exitoso que decide dejarlo todo y peregrinar hacia la India. 

Descubre, en los próximos 12 minutos, ¡lo mejor de una historia que va a abrirte los ojos acerca de cómo estás conduciendo tu vida!

El despertar 

Julian Mantle es uno de los mejores abogados del país. A los 53 años, es inteligente, rico y reconocido. Fue construyendo una increíble carrera profesional, con muchos éxitos y posesiones. Con su dinero, compró una Ferrari roja. Pero a pesar de su carrera profesional maravillosa, su declive físico era evidente. 

En una sala del juzgado, empieza a convulsionar por un ataque cardíaco. Le acompañaba su abogado, Jhon, que había comenzado a trabajar con él 17 años antes. Julian prácticamente le había adoptado cuando supo que tenía malas condiciones financieras en los primeros pasos de su carrera. Este ataque le cambió la vida.

El visitante misterioso

Julian desaparece durante tres años. Mientras tanto, Jhon sigue creciendo profesionalmente. Tiene la determinación de ser un gran abogado. En un día normal de trabajo, recibe la visita de un hombre joven y saludable.

En un primer momento no se da cuenta, pero finalmente comprende que es Julian. Su antiguo jefe tiene una nueva apariencia, pero, ¿cuál es la razón para un cambio de vida tan grande?

La milagrosa transformación

Julian le cuenta a John que vendió todos sus bienes materiales y se fue a vivir a la India. Ante la sorpresa de su viejo alumno, le cuenta que se fue a buscar una vida sencilla. Quería encontrar las verdaderas razones de la existencia y las respuestas para las dudas importantes de la vida.

En los primeros meses de su nueva vida, recorrió aldeas y aprendió nuevas costumbres. Empezó a mirar los pequeños detalles y encontró yoguis, que le orientaron sobre cómo encontrar el verdadero sentido a la vida.

Conoció al yogui Krishnan, quien también había sido un gran abogado, y le pidió ayuda. Fue él quien le ayudó a reencontrar su verdadero espíritu de felicidad. Durante siete días, Julian escaló el Himalaya para encontrar a los monjes conocidos como los sabios de Sivana.

Encontró a un hombre extraño y hermoso, irradiando paz. Era uno de los sabios que estaba buscando. Este le hizo una propuesta: le llevaría hasta los monjes, si transmitía su mensaje al occidente.

Un encuentro mágico

Julian caminó durante muchas horas hasta llegar a un bosque de pinos. El nombre del lugar era Nirvana de Sivana. Conoció al yogui Raman, el más viejo de los sabios y líder de todos ellos. 

Al llegar a la aldea notó que el templo era majestuoso. En el lugar vivían hombres y mujeres felices y angelicales. Todo estaba rodeado de flores. Allí empezó una nueva vida, más sencilla.

El alumno espiritual de los sabios

El relato de Julian prosigue. Pasaba mucho tiempo con el yogui Raman, como si fuera un padre, de tanto que le enseñaba. Las discusiones acerca de la filosofía le hacían admirar las pequeñas cosas de cada día. Con las meditaciones en silencio, pasó a tener más calma. 

En su tercera semana ya sentía una felicidad constante. Quería compartir con todos la importancia de las grandes cosas presentes en las pequeñas cosas de todos los días.

Al marcharse, Julian prometió a Jhon que volvería para continuar hablando de su aprendizaje en aquellas semanas tan importantes.

La sabiduría del cambio personal

Julian fue a casa de Jhon y le siguió contando su experiencia. Le habló de las formas que existen para olvidarse de las preocupaciones. Su antiguo jefe le dijo que siguiera una técnica para obtener más juventud en sus pensamientos al menos durante un mes. 

El ex abogado creía que la cabeza de su antiguo alumno tenía demasiadas ideas, sin espacio para nuevas. Según Julian, el yogui Raman le enseñó todo lo que tenía que hacer para descubrir su propia paz. Así, consiguió enriquecer la mente, cultivar el cuerpo y nutrir el alma.

Un jardín extraordinario

Julian continuó diciendo que nuestra mente es como un jardín. Tenemos que cultivarlo para que florezca. Las preocupaciones excesivas son como residuos tóxicos. Por eso debemos llenarnos de pensamientos positivos. Así, nuestro jardín siempre tendrá muchas flores. 

Hay personas que tienen demasiados pensamientos negativos. El hábito de pensar en positivo genera la misma sensación que cuando contemplamos un bonito jardín. Solo con mucho trabajo podremos dominar nuestra mente y lograr el éxito en nuestra plantación. 

El éxito exterior empieza por el éxito interior y para ello es necesario cambiar la forma de mirar a nuestra realidad.

Encender el fuego interior

Julian sentía la obligación de enseñar a Jhon de la misma forma que el yogui Raman lo hizo con él en la India. Le habló de cómo es mucho mejor vivir sirviendo a las otras personas. Si miramos mucho hacia nosotros mismos, damos vueltas alrededor de los mismos problemas, sin tener en cuenta el regalo que es la vida.

Los sabios de Sivana le enseñaron que tener autodominio y serenidad nos lleva adelante con mucha más facilidad. El propósito de la vida se llama dharm. A través de él, alcanzamos el éxito, desarrollamos nuestros talentos y buscamos nuestro camino de la mejor forma.

Debemos anotar una vez por mes cuáles son nuestros objetivos a corto, medio y largo plazo. Es la mejor forma de tener en la mente dónde queremos llegar, sin olvidarnos de que tenemos un camino que seguir.

El yogui Raman también enseñó a Julian el principio joriki, de la mente concentrada. Con esto, enfocamos toda nuestra energía en conocernos a nosotros mismos.

El viejo arte del autoliderazgo

La filosofía kaizen se basa en la idea de que siempre podemos mejorar, todo el tiempo. Hace que las personas mejoren su interior, superándose y dominando sus vidas. Necesitamos estar abiertos a nuevos conceptos y aprendizajes para llegar a la realización personal.

La autosuperación nos hace expandirnos individualmente. Para conseguirlo es necesario desarrollar nuevos hábitos. La importancia del autoliderazgo es fundamental para llegar a todos los objetivos.

Dominar los propios sentimientos y actitudes es el paso más difícil e importante para empezar a tener un orden interno. Tener en cuenta que el dolor es un gran maestro y una herramienta para el aprendizaje. Al final ¿cuáles fueron las grandes lecciones que aprendimos sin pasar por malos momentos?

Cuando estamos delante de nuestras dificultades, necesitamos saber que afrontarlas es el único camino. Sin vencer nuestras debilidades jamás andaremos. Nunca vamos a conseguir vencer si no conquistamos nuestros miedos, no hay otra opción. 

El yogui Raman enseñó a Julian diez rituales para dominar el arte del kaizen. Tenía que dedicarles una hora durante 30 días. Eran los siguientes:

  • El primero era el ritual de la soledad, donde el silencio total le haría encontrarse a sí mismo.
  • El segundo ritual era el de la fisicalidad, tenía que hacer ejercicios fuertes y respirar aire limpio para activar su circulación.
  • El tercero consistía en nutrirse con alimentos llenos de salud.
  • El siguiente se basaba en el aprendizaje y el conocimiento. Consistía en leer todo lo que podía.
  • La reflexión personal, del quinto ritual, era necesaria para el crecimiento.
  • El sexto ritual consistía en despertarse antes del sol.
  • Con el siguiente, escuchó música para alcanzar el autoliderazgo.
  • En el octavo, la palabra era el foco principal. Expresar buenos sentimientos e ideas positivas es fundamental para un mundo mejor.
  • El noveno ritual exigía tomar una actitud y mejorar la autoimagen. Para ello, se necesita una actitud positiva.

La simplicidad era la marca del último ritual, para conseguir el autoliderazgo y una vida plena. Estar más satisfecho con menos y evitar una ambición desmedida es necesario para nutrir el alma.

El poder de la disciplina

El siguiente punto de la conversación entre Julian y Jhon fue el de la autodisciplina. Algo fundamental para tener éxito en nuestros objetivos. Solamente entrenando podemos comprender nuestras habilidades y tener autocontrol.

Las personas mentalmente superiores a la media no se preocupan con los demás, solo necesitan ser mejores que sus propias personalidades. Para que eso ocurra, es necesario tener autodominio. Con él, puedes tener fuerza para conseguir todo lo que siempre deseaste.

Por eso, es necesario dominar la mente, para después controlar las actitudes. Los pensamientos negativos deben estar lejos de quienes desean alcanzar el éxito. Podemos entrenar todo. El autodominio lleva a la autodisciplina, y hace que nos demos cuenta de que podemos dominar nuestro interior fácilmente. 

Jhon ya estaba notando la necesidad de cambiar su forma de pensar sobre sus objetivos y cómo llevaba su vida. Se dio cuenta de que necesitaba dar más atención a la autodisciplina, el autodominio y el autoliderazgo.

Pensaba que el estrés de todos los días no le dejaba pensar en los caminos de la felicidad plena. Además, debía transmitir todo lo que el gran abogado aprendió en los últimos tres años. ¡Estaba empezando un cambio de vida!

La más preciada mercancía

Hay muchas personas que solamente perciben sus verdaderas necesidades cuando ya pasó su vida y es demasiado tarde para volver atrás. En los tiempos en que Julian estaba en Sivana, una mujer llamada Divea le regaló con un reloj de arena. Lo hizo para enseñarle que es necesario respetar el tiempo de las cosas. Todo tiene su momento. 

Es inútil pensar que resolveremos nuestros problemas antes de su hora. Todo tiene su propio tiempo. No podemos sufrir antes. Tenemos que comprender el tiempo de las cosas. Hay momentos para sufrir y otros para las alegrías. 

Para y piensa cuántas veces el sufrimiento fue innecesario. Seguro que muchas veces tu mente te hizo pensar que no tenías habilidades para resolver un problema. Sin embargo, el verdadero problema es la falta de capacidad para entender el tiempo correcto de los acontecimientos. 

Es necesario usar el tiempo de una manera sana. Es la única manera para ser más productivo: entiende que hay un tiempo para todo. ¿Respetas el tiempo? Pasa a respetarlo para no sufrir demasiado. 

El tiempo es la más preciada mercancía de la vida, pues no hay dinero que pueda comprarlo. Una vez gastado, jamás volverá. ¡Respeta y comprende el tiempo!

El propósito de la vida

La calidad de vida de Julian aumentó después de conocer y aplicar los conocimientos de los sabios de Sivana. Pasó a tener una vida más saludable, tanto física como mentalmente. Seguía un proverbio chino que dice que “la mano que da unas rosas siempre conserva un poco de la fragancia”.

No hay nada mejor que una gran salud mental, en la cual se pueda estar en paz con el propio interior. La única razón para que existamos y encontremos un sentido a toda la vida es hacer solamente cosas buenas para nosotros.

Ser bondadosos, usar nuestra creatividad para hacer lo que nos haga sentir bien y dedicar nuestra capacidad mental para formar parte de una colectividad es importante.

La sanidad y la paz interior son lo que más importa en la vida. Son mucho más que el dinero en los bolsillos o las grandes conquistas materiales. Hay algo más importante que todo eso: la realización personal.

El secreto de la felicidad

Debemos buscar los mejores cambios para nuestra vida. Aquello que hace que nuestros hábitos sean más saludables. Saborear y vivir cada día como si fuera el último. Esto es mucho más importante que una Ferrari, como la que Julian decidió vender para conseguir su paz espiritual.

Con los yoguis, Julian aprendió que una vida más gratificante consiste en vivir en el ahora. Pues, ¿cuántas veces estamos concentrados en el futuro y no aprovechamos los buenos momentos del presente? Jhon aprendió mucho con su antiguo jefe.

Ahora sabía que tenía nuevos conocimientos que le ayudarían a seguir adelante. Había entendido la importancia de mirar mucho más en su interior. Ya no estaba preocupado solo por su vida profesional, sino también por los rumbos de su vida. Sabía que esto era mucho más importante que ganar más dinero. ¡La vida está sucediendo ahora!

Notas finales

En algunos momentos, necesitamos que nos pase algo malo para que nos replanteemos nuestra vida. Fue lo que ocurrió con Julian: después de un ataque al corazón se dio cuenta de que su vida no iba bien. Necesitó tres años para realizar un viaje de aprendizaje. 

La humildad que mostró cuando volvió a encontrarse con su antiguo aprendiz es una verdadera lección sobre cómo debemos comportarnos. Si solo vivimos una única vez, no podemos desaprovechar los buenos momentos que tenemos. Y ¡ellos son más importantes que el dinero!

Consejo de 12min

¡Piensa más en el presente! En muchas ocasiones, solo nos preocupamos con el futuro incierto y no notamos las buenas cosas que están cerca de nosotros. ¡Lee “Aprende a vivir el momento presente” para disfrutar más de la vida!

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Escritor, abogado y director ejecutivo de la compañía Sharma Leadership International. Trabajó como asesor en liderazgo en empresas como Microsoft, Nike y Unilever, además de haber... (Lea mas)