×
44% OFF

No dejes tus metas para 2022

¡Accede a nuevas ideas pagando menos que un café diario. ¡Suscríbete a 12min Premium y aprende más en menos tiempo!

3251 lecturas ·  4.3 calificación promedio ·  151 calificaciones

El manual de persuasión del FBI - reseña crítica

El manual de persuasión del FBI Reseña crítica
Carrera y negocios

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: The Like Switch: An Ex–Fbi Agent’s Guide to Influencing, Atracting and Winning People Over.

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9788579308512, 9788579308512

Editorial: Editora Independente/Não Encontrada

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

Escrito por un ex-agente del FBI, este libro presenta diversas herramientas para mejorar tu capacidad de persuadir a las personas. 

Aprende a descubrir si alguien te está mintiendo y a comunicar de forma adecuada tus mensajes. Este microlibro te enseñará cómo hacer que le gustes a las personas. ¡Comencemos!

Descubre los bloques de la amistad

Si quieres influir a alguien, necesitas ser capaz de entender cómo una relación y una amistad se forman. Para ello, debes aprender que existen cuatro bloques de construcción básicos de la amistad. Estos son:

  • Proximidad
  • Frecuencia
  • Duración
  • Intensidad

La proximidad es cuando dos personas están en el mismo lugar y en el mismo espacio de tiempo. Aquellos que pasan tiempo juntos, incluso cuando no conversan al comienzo, tienen grandes oportunidades de volverse cercanos.

La frecuencia representa la cantidad de encuentros que tienen dos personas durante un cierto período de tiempo.

La duración se refiere al tiempo que duran esos encuentros. La cantidad de tiempo que las personas pasan juntas se relaciona con la influencia que ejercen unas sobre las otras.

La intensidad se basa en la influencia de las acciones, o palabras, de una persona en relación con las necesidades de la otra. Un tipo de intensidad que funciona muy bien es demostrar tu curiosidad por otros.

Estos cuatro bloques de construcción pueden utilizarse para desarrollar nuevas relaciones o para evaluar las ya existentes. Por ejemplo, las parejas que pasan poco tiempo juntas tienen mayor posibilidad de distanciarse.

Cómo el cerebro recibe los mensajes

Nuestros cerebros están constantemente recibiendo mensajes sobre los individuos que nos rodean. Recibimos instantáneamente señales del cerebro que dicen cosas como “amigo”, “neutro” o incluso “enemigo”. Infelizmente, algunas personas envían señales enemigas sin siquiera percibirlo. 

Por ejemplo, encarar a una persona es una expresión no verbal que envía una señal enemiga a los individuos desconocidos. Es necesario saber controlarlo.

Los jóvenes de hoy no están desarrollando más habilidades sociales por causa de las nuevas tecnologías. Es necesario tener contacto con el mundo real para aprender a lidiar con las señales no verbales.

Entiende señales no verbales y verbales

Cuando te encuentres con personas nuevas, es importante hacer un esfuerzo consciente para enviar las señales correctas. Una de esas señales es levantar las cejas, moviéndolas hacia arriba y hacia abajo por una fracción de segundo. Esto les dice a los otros que no eres un enemigo.

El intercambio de miradas prolongadas puede significar una atracción intensa u hostilidad. Si estás intentando enviar una señal amigable, haz contacto visual por algunos segundos la primera vez. De otra forma, tu comportamiento puede ser visto como algo agresivo.

Otra señal amigable y eficaz es inclinar la cabeza. Eso sucede porque las arterias carótidas que llevan sangre para oxigenar el cerebro quedan expuestas y señalan que no sientes la necesidad de protegerte. Una persona que inclina la cabeza es percibida como atractiva, amigable, confiable, bondadosa y honesta.

Una sonrisa sincera indica que la persona es feliz, confiable y abierta. El acto de sonreír mejora el humor porque libera endorfinas. Por otro lado, las sonrisas falsas en situaciones de trabajo o en situaciones sociales, pueden parecer forzadas.

Existen otras innumerables señales que pueden ser utilizadas. El toque puede ser utilizado de manera eficaz como una señal amigable, pero debe ser usado con precaución. Una reacción de sorpresa a un toque gentil, indica que la persona es tímida o que no confía en ti.

A veces, enviamos señales enemigas sin siquiera saber que lo estamos haciendo. Algunas de ellas pueden ser una mirada larga, el giro de los ojos o fruncir el ceño. La tensión facial es amenazadora, pero algunas veces puede engañar porque puede estar causada por el estrés.

Otra señal enemiga es la invasión del espacio personal de alguien. Los comportamientos adecuados varían mucho de persona a persona y de cultura a cultura. Por eso, pueden ser identificados observando cuidadosamente a cada individuo.

Es extremadamente importante que cualquier señal enviada parezca natural y no sea exagerada. La observación y la práctica son dos buenas formas de dominar esos comportamientos y señales.

Haz que las personas se sientan bien

Si quieres gustarle a las personas, haz que se sientan bien consigo mismas. Ese concepto es la base para el éxito de cualquier relación.

Cuando haces que las personas se sientan bien con ellas mismas, te asocian a sentimientos positivos y, como resultado, quieren pasar más tiempo contigo. Una técnica que funciona bien es expresar empatía. Para hacerlo de manera correcta, mantén la atención activa y escucha. Evita repetir lo que la otra persona dice.

Otra óptima técnica es el elogio pero sin adulaciones. La adulación es casi siempre percibida como oportunismo. Los elogios son usados para demostrar que aprecias los esfuerzos de alguien o que alguna cosa fue bien hecha. Los elogios deben ser sinceros o no serán eficaces.

Elogiar a una persona desconocida también es muy eficaz, ya que demuestra sinceridad y no parece adulación.

Conoce las leyes de las relaciones

Todas las relaciones se basan en diferentes leyes y principios. El “Manual de Persuasión del FBI” describe varias de ellas.

Las personas que poseen intereses comunes tienen más oportunidades de desarrollar una relación sólida. Aquellas que tienen diferencias muy grandes, especialmente sobre sus creencias, tienden a no funcionar. Las personas que tienen personalidades muy diferentes a la tuya probablemente no serán muy cercanas a ti.

La ley de la distribución dice que es posible estar en el lugar y en la hora correctos. Si estás cerca de una persona que se siente bien porque hizo ejercicios físicos, puede asociar esos sentimientos a tu presencia. Eso también puede suceder cuando dos personas comparten un miedo o una situación difícil. Esta experiencia puede hacerlas más próximas.

Cuando dejas a una persona curiosa, querrá interactuar más contigo. La ley de la reciprocidad dice que las personas suelen devolver lo que reciben, sea una sonrisa, un gesto o un favor. Además, mientras más revelas sobre ti, más atraídas se sentirán las otras personas y más hablarán sobre ellas mismas.

Las personas atractivas son percibidas como honestas, inteligentes y talentosas. Algunas maneras instantáneas de mejorar el atractivo son: hacer contacto visual, sonreír, vestir bien y escuchar a los otros. Usar el aspecto visual de manera apropiada en tus relaciones hará que los demás piensen que eres simpático, confiable y atractivo. Sonreír también libera endorfina.

La ley de la familiaridad dice que mientras más cerca estés de alguien, más probabilidades hay de que se hagan amigos. La autoestima es otro elemento muy importante. Cuando es muy alta, te vuelves deseable. Pero ten cuidado para no parecer arrogante.

Descubre la regla de oro de la amistad

Si alientas a una persona a hablar, escucha lo que dice. Si muestras empatía y respondes de manera positiva a sus comentarios, probablemente la persona se sienta bien con ella misma y te aprecie. Esa es la regla de oro de la amistad.

Las palabras que usamos pueden construir o destruir relaciones. Es muy importante siempre escuchar al otro. La clave del comportamiento verbal exitoso puede ser resumida en una palabra: “AMOR”. Si no logras escuchar a una persona, es difícil descubrir lo que quiere o necesita.

Mantener el contacto visual mientras escuchas a alguien es crucial. Es también muy importante evitar interrumpir a la persona que está hablando. Utilizar frases que demuestran empatía y atención es fundamental.

Siempre debes observar a la otra persona mientras estás interactuando con ella. Las señales no verbales te permitirán descubrir si tu interacción está saliendo bien o si necesitas ajustar lo que estás diciendo o haciendo.

Si una persona arruga los labios, puede no estar de acuerdo con lo que estás diciendo. Entonces, haz los ajustes que sean necesarios.

Cuando expresas tus pensamientos y sentimientos, es importante ser consciente de tu tono de voz y velocidad al hablar. Esto puede influir en lo que estás intentando comunicar. Ambos aspectos pueden dificultar el mensaje si son utilizados de la manera incorrecta.

Lo que dices también es importante, asegúrate de estar siendo cuidadoso con tus palabras. Ten en mente que elogiar a otra persona o intentar elevar su estatus es siempre una estrategia verbal eficaz.

Finalmente, es extremadamente importante evitar hablar de asuntos que pueden traer sentimientos negativos. También debes evitar conversaciones sin propósito y observar las emociones de las otras personas mientras se comunican verbalmente.

Aprende a crear afinidad con las personas

Hacer amigos exige una conexión particular que mantiene las relaciones: la afinidad.

Existen diversos niveles de relaciones entre personas: extraños, conocidos o amigos. La intensidad y la frecuencia son importantes, pero la afinidad es lo que construye las conexiones psicológicas entre dos personas.

Algunos comportamientos pueden decir mucho sobre la afinidad de dos personas. Dentro de ellas, podemos citar por ejemplo, los toques, los juegos con el cabello y el contacto visual. 

Por otro lado, algunas de las barreras de una conexión pueden incluir comportamientos como: cruzar los brazos, usar objetos como obstáculos y cualquier intento de bloquear tu cuerpo o pecho.

Las personas ansiosas también pueden pestañear rápido o cerrar sus ojos por un largo período de tiempo. Observar cuidadosamente todos estos comportamientos te ayudará a percibir si tus esfuerzos para mantener buenas relaciones están funcionando.

Es necesario tener cuidado en una relación

“Todas las relaciones sólidas comienzan como una relación superficial. Después se desarrollan como todas las amistades, con la comprensión y el uso de las herramientas para construir y mantener la afinidad”.

La interacción más importante en una relación amorosa es el cuidado. Para mantener a las personas cerca, sigue los siguientes puntos, representados por las letras de la palabra care (que significa cuidado en inglés):

  • C – Representa la compasión y la preocupación por el otro. Mostrar preocupación sincera por una persona es crucial.
  • A – Representa la atención activa.
  • R – Representa el esfuerzo. Significa la forma en la que recompensas o castigas a tu compañero por comportamientos específicos. Es importante ser positivo, evitar el perfeccionismo y las metas irreales. Los elogios y el aliento son importantes en una relación, pero siempre asegúrate de que sean sinceros.
  • E – Representa la empatía. La habilidad de ponerse en el lugar de tu compañero y realmente sentir que te importan sus sentimientos.

Aprende a controlar tu rabia

Infelizmente, la rabia puede aparecer en cualquier relación. Si es posible, evita relacionarte con otras personas cuando están irritadas porque es muy probable que no estén pensando con claridad. 

Muchas veces, explicar las actitudes que llevaron a la rabia son suficientes para resolver la situación. Utiliza frases de empatía y permite que la persona nerviosa se desahogue. Las frases que ofrecen una posible solución, funcionan muy bien, incluso si la persona irritada no está de acuerdo.

Algunas veces, incluso con tus mejores esfuerzos, no es posible salvar una relación. 

Los motivos por los cuales las relaciones no funcionan incluyen asuntos como: el cambio de intereses o personalidades, el deseo por la libertad, la necesidad de cambio, infidelidades, etc.

Entiende la persuasión en las relaciones online

Construir relaciones online puede ser excelente para las personas introvertidas. Internet ofrece más tiempo para pensar sobre qué comunicar. Existen muchos grupos basados en intereses comunes, por lo tanto, es fácil encontrar personas que pueden ser compatibles contigo. 

Pero existen algunos problemas con las relaciones virtuales. Uno de los mayores riesgos es el hecho de que todo lo que haces deja una marca digital eterna. Sé cuidadoso con lo que escribes o compartes sobre ti.

Además, es importante evitar el uso de dispositivos en lugares públicos, ya que pueden no ser seguros. También es una falta de delicadeza usar un dispositivo constantemente cuando estás junto a otra persona.

Cuando envíes emails, el contexto debe determinar la forma en la que debes escribirlos. No mandes mensajes cuando te sientas perturbado o triste. Asegúrate de verificar a quién estás enviando el email para evitar errores.

En las redes sociales, utiliza filtros apropiados y recuerda que todo lo que publicas puede ser copiado y compartido. Ten cuidado al aceptar extraños en tu red. Los perfiles online son muchas veces engañosos. Lamentablemente, las pistas no verbales no existen en el mundo virtual, entonces, es necesario verificar si la persona es quien dice ser.

Es mejor suponer el peor escenario hasta que el encuentro cara a cara pruebe que la identidad de la otra persona es verdadera. Esa es una óptima manera de evitar ser engañados. Finalmente, usa internet con precaución para evitar situaciones peligrosas.

Notas finales

Este libro te ha enseñado a interpretar y utilizar las señales no verbales en las relaciones. Con estos aprendizajes, podrás acercarte a las personas adecuadas tanto en el trabajo como en tu vida personal.

Además, hará que los demás te aprecien y quieran estar junto a ti.

Por otro lado, ser simpático te ayudará a comenzar, construir y mantener tus relaciones. Presta atención a las señales no verbales y a las pistas: pueden guiarte y mostrar el camino para construir vínculos fuertes y duraderos.

Consejo de 12min

¿Quieres aprender más sobre cómo convencer a las personas? Lee nuestro microlibro basado en “Técnicas prohibidas de persuasión”, de Steve Allen. Aprenderás cómo influir sobre las personas que te rodean para continuar mejorando tus relaciones.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Es un psicólogo y agente especial retirado del FBI. Allí se especializó en técnicas de persuasión, enseñando a otros agentes sobre el comportamiento humano. Actualmente manti... (Lea mas)