×
70% OFF

Oferta exclusiva de Black Friday

921 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

El efecto compuesto - reseña crítica

El efecto compuesto Reseña crítica
Desarrollo personal

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: The compound effect

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9781593157241

Editorial: Hachette Book Group

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

Sabemos que el éxito no es fácil y que no ocurre de la noche a la mañana, pero cuando te comprometes a tomar decisiones positivas momento a momento, el poder del efecto compuesto te llevará a conseguir resultados que te asombrarán y dejarán atónitos a tus amigos, familiares y competencia.

¡Anímate a descubrir cómo el efecto compuesto puede cambiar tu vida!

El efecto compuesto en acción

La constancia es el factor principal en el camino del éxito. No importa cuál sea tu objetivo ni cuáles sean las dificultades que se presenten, puedes superar todo y alcanzar la meta siempre que estés dispuesto a trabajar duro. Sin embargo, la realidad es que la sociedad actual no fomenta el esfuerzo como un valor importante.

La mayoría de las personas en la actualidad desestiman la importancia de realizar pequeños actos inteligentes y disciplinados todos los días porque no se dan cuenta de que a pesar de no ver grandes cambios en el corto plazo, finalmente son actos que marcan una diferencia radical en su vida.

Del mismo modo en que muchas pequeñas decisiones inteligentes pueden mejorar tu vida de manera significativa, muchas malas decisiones que en principio parecen irrelevantes pueden terminar generando mucho daño e infelicidad. Por este motivo, es importante que entiendas cómo funciona el efecto compuesto para poder beneficiarte de él.

El efecto compuesto es predecible y medible, lo cual es una gran noticia. ¿No es reconfortante saber que tomando algunas pequeñas decisiones inteligentes y con constancia podrás mejorar tu vida?

El secreto del éxito siempre ha sido el mismo: buenos hábitos, trabajo duro y disciplina. Comprender el efecto compuesto te ayudará a deshacerte de la necesidad de beneficios inmediatos a la que nos ha acostumbrado la sociedad. 

Decisiones

Todas las personas llegamos al mundo del mismo modo, y de ahí en adelante nuestra vida se construye a través de una seguidilla de decisiones.

Las decisiones que tomamos pueden ser nuestras mejores amigas o nuestras peores enemigas, porque son la raíz de todo en la vida. Incluso si optamos por no tomar ninguna decisión, nos encontramos con que hemos decidido tomar pasivamente cualquier cosa que la vida nos depare. Cada decisión tiene impacto en el efecto compuesto de tu vida.

Lo más probable es que hasta este momento no seas consciente de la totalidad de decisiones que tomas a diario, porque se encuentran moldeadas por tu rutina o, incluso, por las costumbres de tu entorno.

Este comportamiento puede llevarnos a la sensación de no tener el control sobre nuestra vida y de no poder evitar las cosas malas que suceden, pero la realidad es que, al volvernos conscientes de las decisiones que nos llevaron a esas situaciones, es más fácil revertir aquello que nos genera malestar.

Es necesario destacar e internalizar el concepto de responsabilidad personal para poder avanzar en nuestra vida de manera acorde a nuestra voluntad y expectativas. Si te atreves a hacerte totalmente responsable de todo lo que sucede en tu vida, tendrás el poder sobre ella.

Debes dejar de lado conductas como culpar a otros, victimizarte y esperar a que los demás sean siempre quienes deben resolver todo. Tú eres responsable de todo lo que haces, lo que no haces y cómo respondes a lo que te hacen a ti.

El arma secreta: tu lista de objetivos

El primer paso para empezar a hacer un cambio en tu vida es que tomes conciencia de la necesidad de hacerlo.

Elige el ámbito o aspecto de tu vida en el que te gustaría mejorar: puede ser cualquier cosa, como querer alcanzar el estado físico para participar de un maratón, tener más dinero en el banco o mejorar la relación con tu pareja. Escribe dónde estás ahora y dónde quisieras estar en el futuro en relación con tu objetivo.

Una vez que hayas establecido tus objetivos, confecciona una lista que contenga todas las decisiones relacionadas con tu meta. A partir de ahora, seguirás cada acción diaria que te conduzca donde quieras llegar de manera consciente y responsable.

Como fue mencionado anteriormente, el efecto compuesto de tu vida surgirá de cosas muy sencillas que realices a diario. Por eso, aunque seguir cada pequeña acción sea una tarea muy simple, no desestimes su poder. Empieza de a poco, siguiendo un hábito la primera semana, luego incorpora otro y así sucesivamente. Ya verás qué sucede en el largo plazo.

Hábitos

¿Cómo puedes incorporar nuevos hábitos que te acerquen a lo que quieres en la vida? Es claro que ya has probado la fuerza de voluntad antes y te ha fallado. Has establecido objetivos y los has dejado sin cumplir. Es momento de hacer algo diferente.

Olvídate de la fuerza de voluntad y enfócate en la fuerza del porqué. Tus elecciones solo tienen sentido cuando las conectas con tus deseos y sueños. Las elecciones más sabias y motivadoras son las que están alineadas con lo que identificas como tu propósito, tu esencia y tus valores más altos.

Tienes que querer algo y saber por qué lo quieres, o terminarás rindiéndote con demasiada facilidad. Entonces, ¿cuál es tu porqué? Tienes que tener una razón si quieres hacer cambios significativos en tu vida. Para que realmente desees hacer los cambios necesarios, tu enfoque debe ser algo que te motive sobremanera.

El poder de tus porqués es lo que te hará aguantar lo agotador, mundano y laborioso de cada día. Si el poder de tu deseo no es lo suficientemente grande, tu compromiso no será poderoso y terminarás como cualquier otra persona que hace una lista de objetivos cada año nuevo para abandonarla pocos días después.

Cinco estrategias para eliminar los malos hábitos

Los hábitos se aprenden y, por lo tanto, se pueden desaprender. Si quieres cambiar la dirección de tu vida, primero tienes que deshacerte de los malos hábitos que te han estado perjudicando. Para ello, necesitas un nuevo plan de juego. A continuación, encontrarás cinco estrategias para conseguirlo:

  1. Identifica los desencadenantes: Haz una lista de tus malos hábitos. Para cada uno que hayas anotado, identifica qué lo desencadena averiguando el "quién", el "qué", el "dónde" y el "cuándo" que subyacen.
  2. Limpia tu casa, literalmente: Deshazte de todo tipo de elementos que contribuyan a alimentar tus malos hábitos. Por ejemplo, si quieres dejar de beber alcohol, elimina cada gota que haya en tu hogar.
  3. Prueba otra cosa: Mira de nuevo tu lista de malos hábitos; ¿cómo puedes modificarlos para que no sean tan dañinos? Revisa estos comportamientos porque seguramente puedes reemplazarlos con hábitos más saludables o eliminarlos por completo.
  4. Facilitar el camino: Para algunos hábitos arraigados desde hace mucho tiempo, puede ser más efectivo tratar de desarmarlos mediante pequeños pasos, de manera progresiva para ir facilitando el proceso.
  5. Atrévete: Algunos investigadores han descubierto que, sorprendentemente, es más fácil para las personas hacer cambios en el estilo de vida si cambian muchos malos hábitos a la vez.

Influencias

Ahora que comprendes exactamente cuán importantes son tus elecciones, incluso aquellas que parecen insignificantes, y que eres totalmente responsable de tu vida, también debes darte cuenta de que tus elecciones, comportamientos y hábitos están influenciados por fuerzas externas muy poderosas.

La mayoría de nosotros no somos conscientes del control que estas fuerzas externas ejercen sobre nuestras vidas. Para poder mantener una trayectoria positiva hacia nuestros objetivos, debemos comprender y gobernar estas influencias para garantizar que potencien nuestro viaje hacia el éxito en vez de sabotearlo.

Todo el mundo se ve afectado por tres tipos de influencias:

  • Entradas de información: datos, voces, discursos con los que alimentas tu mente.
  • Asociaciones: personas con las que pasas el tiempo.
  • Entorno: tu contexto, lo que te rodea.

Entradas de información

Si deseas que tu cuerpo y tu cerebro funcionen con el máximo rendimiento, debes estar atento a lo que consumes. ¿Estás alimentando tu cerebro constantemente con noticias negativas o programas de televisión que aturden la mente? La información que dejas entrar tiene un impacto directo y medible en tu productividad y resultados.

Controlar lo que consume nuestro cerebro es especialmente difícil porque gran parte de lo que consumimos es inconsciente. Es fácil prestar atención a lo que comemos, porque la comida no salta por sí misma a nuestra boca, pero en el caso de nuestros cerebros, necesitamos estar más atentos para evitar que absorban información irrelevante o destructiva.

Ser selectivo y estar en guardia contra cualquier información que pueda descarrilar tu potencial creativo es una batalla interminable. Es importante entender que tu cerebro no está diseñado para hacerte feliz sino para hacerte sobrevivir, por lo que siempre está atento a señales de “carencia y ataque”, es decir, aquello que nos falta y nos deja vulnerables, y lo que podría resultar una amenaza.

Tu cerebro está programado para buscar e identificar amenazas, entonces, cuando escuchas esas noticias sobre robos, incendios, ataques y la economía en ruinas, tu cerebro pasará todo el día masticando ese festín de miedo, preocupación y negatividad.

No podemos cambiar nuestro ADN, pero podemos cambiar nuestro comportamiento y enseñar a nuestras mentes a mirar más allá de la “carencia y el ataque”. Podemos proteger y alimentar nuestras mentes siendo disciplinados y proactivos sobre lo que permitimos entrar.

La expectativa impulsa el proceso creativo. ¿Qué esperas que pase? Lo que piensas determina lo que esperas. Así, tu proceso de pensamiento, la conversación en tu cabeza, está en la base de los resultados que tendrás en la vida.

Entonces, ¿en qué estás pensando? ¿Qué influye y dirige tus pensamientos? La respuesta: lo que sea que te permitas escuchar y ver. Esta es la entrada que está alimentando tu cerebro.

Asociaciones: ¿Quién te está influenciando?

Las personas con las que te rodeas habitualmente se denominan tu “grupo de referencia”. Según una investigación realizada por el psicólogo social de Harvard David McClelland, tu grupo de referencia determina hasta el 95 por ciento de tu éxito o fracaso en la vida.

¿Con quién pasas más tiempo? ¿Quiénes son las personas que más admiras? ¿Son estos dos grupos de personas exactamente iguales? Si no, ¿por qué no?

La influencia que tus amigos tienen sobre ti es sutil y puede ser positiva o negativa. De cualquier manera, el impacto es increíblemente poderoso. Es básico: no puedes juntarte con personas negativas y esperar vivir una vida positiva.

La mejor manera de aumentar el potencial de cualquier rasgo que deseas en ti es pasar la mayor parte de tu tiempo con personas que ya posean esos rasgos. Verás que el poder de la influencia trabaja a tu favor, en lugar de en tu contra.

Los comportamientos y actitudes que les ayudaron a adquirir el éxito que admiras comenzarán a formar parte de tu rutina diaria. Quédate con esas personas el tiempo suficiente y es probable que obtengas resultados exitosos similares en tu vida.

Entorno: cambia tu perspectiva

Quizás el sueño en tu corazón sea más grande que el entorno en el que te encuentras. A veces, hay que salir de ese ambiente para ver cumplido aquel sueño. Es como plantar un retoño de roble en una maceta. Allí, su crecimiento es limitado porque necesita un gran espacio para convertirse en un poderoso roble. Tú también.

Al hablar de tu entorno, no nos referimos solo al lugar donde vives, sino a todo lo que te rodea. Crear un ambiente positivo que potencie tu éxito significa limpiar todo el desorden que pueda haber en tu vida. No solo el desorden físico que te dificulta trabajar de manera productiva y eficiente, sino también el desorden psíquico de todo lo que te rodea y no funciona.

Todas y cada una de las partes incompletas de tu vida ejercen una fuerza agotadora sobre ti, absorbiendo tu energía. Cada promesa, compromiso y acuerdo incompletos socava tu fuerza porque bloquea tu impulso e inhibe tu capacidad para avanzar.

Las tareas incompletas te siguen llamando al pasado para que te ocupes de ellas. Así que piensa en lo que puedes completar hoy.

Además, cuando estés creando un ambiente para apoyar tus metas, recuerda que obtienes en la vida lo que toleras. Lo que has decidido tolerar también se refleja en las situaciones y circunstancias de tu vida en este momento. Dicho de otra manera, obtendrás en la vida lo que aceptas y esperas ser digno.

Multiplica tus resultados

Hemos hablado sobre cómo las disciplinas y los comportamientos simples se combinarán con el tiempo, brindándote resultados increíblemente poderosos. ¿Y si pudieras acelerar el proceso y multiplicar sus resultados? Con un poco más de esfuerzo, puedes aumentar exponencialmente tus resultados.

Cuando creas que has alcanzado tu límite, trata de hacer un poco más. La magia está en llevar a cabo ese pequeño extra que puede hacer que superes las expectativas y así acelerar tus resultados.

Haz lo inesperado: las prácticas comunes dan resultados comunes y ordinarios. Encuentra la línea de la expectativa y luego excédela. Hazlo incluso cuando se trate de cosas pequeñas, o especialmente entonces.

Atrévete a adoptar estas filosofías en tu propia vida, en tus hábitos, disciplinas y rutinas diarias. Dedicar un poco más de tiempo, energía o reflexión a tus esfuerzos no solo mejorará tus resultados, sino que los multiplicará.

Se necesita muy poco más para ser extraordinario. En todas las áreas de tu vida, busca oportunidades multiplicadoras en las que puedas ir un poco más allá, esforzarte un poco más, durar un poco más, prepararte un poco mejor y entregar un poco más.

Notas finales

El efecto compuesto es una herramienta que, cuando se combina con una acción positiva constante, marcará una diferencia real y duradera en tu vida. Este libro será tu guía para que puedas comprender su funcionamiento y alcanzar resultados genuinos que te llenarán de bienestar.

Consejo de 12min

El microlibro basado en El poder del pensamiento positivo, de Norman Vincent Peale, te brindará más herramientas para lograr cambios hacia una vida plena y exitosa.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Nacido en 1971 en Estados Unidos, es un autor, orador y mentor sobre cuestiones relacionadas al mundo de los negocios. Fue editor de la revista SUCCESS, una publicación especializada en... (Lea mas)