×
44% OFF

No dejes tus metas para 2022

¡Accede a nuevas ideas pagando menos que un café diario. ¡Suscríbete a 12min Premium y aprende más en menos tiempo!

209 lecturas ·  0 calificación promedio ·  0 calificaciones

Cuando éramos los mejores - reseña crítica

Cuando éramos los mejores Reseña crítica
Deportes

Este microlibro es un resumen / crítica original basada en el libro: 

Disponible para: Lectura online, lectura en nuestras apps para iPhone/Android y envío por PDF/EPUB/MOBI a Amazon Kindle.

ISBN: 9788494403330

Editorial: Contra

También disponible en audiobook, descarga ahora:


Reseña crítica

La rivalidad entre Larry Bird y Magic Johnson catapultó a la NBA hacia lo que conocemos hoy en día -potenciado luego por Michael Jordan-. Este libro permite entender a los dos y cómo su acérrima competencia derivó en una vigente amistad. Desde sus años universitarios hasta sus ingresos al Salón de la Fama.

9 de abril de 1978; Lexington, Kentucky

Aunque parezca extraño, Larry Bird y Magic Johnson comenzaron sus carreras siendo compañeros.

En 1978 fueron parte de un combinado universitario que disputó el World Invitational Tournament. Se trató de un certamen donde afrontaron tres partidos en cinco días ante las selecciones de Yugoslavia, Cuba y la Unión Soviética.

Bird llegaba tras completar su tercera temporada en Indiana State y habiendo sido elegido en el primer equipo All-America. Meses después sería drafteado por los Boston Celtics.

Mientras que Johnson recién había completado su primera campaña con Michigan State, donde había dado espectáculo con pases sin mirar y alley-oops. Estuvo en el tercer quinteto All-America.

En Lexington, Kentucky, jugaron ante el combinado soviético. Sin conocerse previamente, formaron una sociedad fantástica con pases de lujo jugando a cancha abierta. Se robaron las miradas a pesar de que eran relleno del equipo: la base del elenco era el equipo universitario del propio Kentucky.

25 de marzo de 1979; Salt Lake City, Utah

La gran final del campeonato de la NCAA de 1979 se disputó en Salt Lake City. Allí se midieron Indiana State versus Michigan State. Bird vs. Johnson.

Fue un duelo esperado, famoso e histórico, dado las carreras que tuvieron posteriormente ambos en la NBA. Hasta hoy en día sigue siendo el encuentro universitario más visto en la historia de la televisión estadounidense.

Y el juego llamó tanto la atención solo por ellos dos: no eran universidades importantes, por lo que la afición académica no estaba pendiente. Lo que la gente quería ver era a ellos dos, los mejores jugadores de la NCAA.

El resultado fue 75-64 para el equipo de Magic, que además fue elegido como el mejor jugador del partido.

“Me había pasado toda la semana deseando con todas mis fuerzas derrotar a Bird, pero cuando lo conseguí, una parte de mí se sintió mal por ello”, dijo el base.

16 de mayo de 1980; Filadelfia, Pensilvania

En su primera temporada en la NBA, Magic Johnson se transformó en una pieza esencial para Los Ángeles Lakers.

Tanto que cuando tuvieron que afrontar el sexto juego contra los Sixers en Filadelfia, el entrenador Paul Westphal lo mandó como reemplazante del lesionado Kareem Abdul-Jabbar en vez de utilizarlo como base.

No le tuvo miedo a la responsabilidad y cumplió con creces jugando bajo el aro. Los Lakers ganaron con él como figura, siendo elegido el MVP más joven de la historia y el primer novato en conseguirlo. Fue triunfo por 123-107 para cerrar la serie 4-2.

Bird, que había sido eliminado en las Finales de Conferencia por el elenco de Julius Erving, miró el partido desde un bar de Boston. “Iba con él, aunque no me gustase”, reconoció al dejar en claro que le deseaba lo mejor a Magic en la final.

“Estaba celoso y fastidiado, pero al mismo tiempo totalmente admirado por lo que Magic había hecho”, aseguró.

A él le tocaría festejar en las Finales de 1981: 4-2 sobre Houston.

31 de enero de 1982; East Rutherford, Nueva Jersey

East Rutherford fue elegida como la ciudad sede del Juego de las Estrellas de 1982. El Este de Larry Bird y sus Celtics contra el Oeste de Magic Johnson y sus Lakers.

Si bien la rivalidad Celtics - Lakers estaba volviendo a tomar la importancia de antaño, era difícil vender el evento porque Bird y Johnson no se habían cruzado en unas Finales. No habían llegado al gran público.

El duelo finalmente se jugó a estadio lleno, aunque con una gran cantidad de tickets regalados.

Con una gran actuación de Robert Parish y una arremetida final crucial de Bird, el Este se quedó con el cotejo por 120-118. Larry fue galardonado como el mejor jugador por su aparición clave en el cierre.

De todos modos, hubo un aperitivo extra al básquetbol. Las dos estrellas rivales no se saludaron en todo el fin de semana.

“Por entonces”, reconoce Magic, “nos caíamos verdaderamente mal”.

12 de junio de 1984; Boston, Massachusetts

En esa fecha, los Celtics derrotaron a los Lakers en las Finales de la NBA y se consagraron campeones.

La gente salió a las calles e inundó todo de verde. Magic Johnson presenció eso desde el hotel donde su equipo estaba alojado.

“Deberíamos haber ganado esta serie”, expresó el base. “Siempre se me han dado bien los finales de los partidos. ¿Qué ha pasado esta vez?”, se cuestionó luego de tener un mal séptimo partido.

En la temporada 82/83 los dos equipos se habían quedado con las manos vacías. Fue en esta 83/84 cuando coincidieron en la definición del campeonato por primera vez.

“Siempre he dicho que el problema de nuestra rivalidad era que los Lakers podían salir a la pista, jugar al 80% y aún así llegar a las Finales, mientras que nosotros teníamos que pelear con uñas y dientes e imponer nuestras armas para llegar allí”, señaló Bird.

“Es un hecho que el Este era más fuerte y más físico. Nosotros nos desgastábamos mucho más que los Lakers para llegar a las Finales”, agregó dándole más valor al trofeo obtenido.

26 de septiembre de 1984; Palm Springs, California

“Estaba tocado, quería volver atrás y salvar la cara. Todos nos sentíamos igual. Queríamos tener la oportunidad de espantar los fantasmas”, dijo el entrenador Pat Riley sobre Magic Johnson tras perder las Finales de 1984.

Es que Earvin era la cara más visible del Showtime que pregonaban los Lakers. Su actuación irregular en los partidos contra los Celtics lo expusieron todavía más.

Así que la pretemporada en Palm Springs fue dura. Al estilo de juego vistoso le agregaron muchísima agresividad defensiva. No es que no la tuvieran antes, sino que la acentuaron.

Mientras que Boston tuvo altibajos en la preparación, con renovaciones de contrato que se estiraron más de la cuenta. Luego, ya en la temporada, las lesiones rompieron la calma.

Finalmente, el derby se repitió en las Finales. Los Lakers se reivindicaron con un 4-2 y Kareem Abdul-Jabbar como mejor jugador.

“He esperado mucho, muchísimo, este momento”, sostuvo Magic luego de conseguir el cetro.

12 de septiembre de 1985; West Baden, Indiana

El cambio en la relación entre Larry y Magic llegó en West Baden. Allí se reunieron para filmar un comercial de 28 segundos de duración para Converse.

La campaña “Choose your weapon” (elige tu arma) fue pensada por Converse como un guiño a las últimas dos Finales de la NBA.

Larry con unas zapatillas negras, clásicas de Boston, y Magic con unas oro y púrpura, claramente Lakers.

Hasta ese momento solo habían tenido conversaciones superficiales. Y hasta prohibían a sus compañeros tener contacto con los jugadores del equipo rival.

Pero en esta oportunidad se animaron a conocerse más. A pesar de tener personalidades diferentes -Larry más reservado y Magic más extrovertido-, coincidieron en varias cosas. 

“Cuando le llegó el turno al tema de sus orígenes, se sorprendieron de lo parecidas que eran sus historias”, cuenta Jackie MacMullan. “Los dos habían crecido en el seno de familias humildes del Medio Oeste que les habían transmitido la importancia del orgullo y la disciplina”.

De ahí en más, el trato pasó a ser mucho más ameno.

9 de junio de 1987; Boston, Massachusetts

Celtics y Lakers se midieron una vez más en las Finales de 1987. Con los angelinos 2-1 arriba, disputaron el cuarto juego en un Boston Garden repleto de aficionados locales.

Con siete segundos en el reloj, Johnson tomó la bola y, en vez de optar por el confiable de Abdul-Jabbar o el tirador Byron Scott, atacó. Tiró un gancho por encima de las tres torres verdes (Kaven McHale, Parish y Bird) y le dio la ventaja a su equipo para ponerse 3-1.

“Había estado esperando toda su carrera un momento como este: la oportunidad de tumbar a Bird y a Boston él mismo en lugar de pasársela a otro antes de que expirara el tiempo”, señala MacMullan.

La 86/87 significó un cambio en la mentalidad de Johnson. Pasó a ser la referencia ofensiva del equipo, por delante de Abdul-Jabbar -a quien le había delegado ese rol asistiéndolo-.

Su juego se hizo más completo. Empezó a postearse contra cualquier defensor, a culminar los contraataques en vez de hacer un pase lujoso y a penetrar más.

Dio sus frutos: campeón con los Lakers con un 4-2 sobre los Celtics y MVP de las Finales.

7 de noviembre de 1991; Los Ángeles, California

Magic guardó durante once días un secreto durísimo: había sido diagnosticado con VIH luego de un análisis de sangre rutinario.

Significó un cimbronazo para la familia porque su mujer, Cookie, estaba embarazada del primer hijo de la pareja. Si bien los tests arrojaron que ella era seropositiva, faltaban meses para confirmar que el bebé estaba sano.

A pesar de amarla, Johnson nunca pudo serle fiel. Los flashes de Hollywood y la cantidad de proposiciones que recibía por parte de mujeres hicieron que rompiera su compromiso con Cookie dos veces. De todos modos, le terminó dando la boda que ella deseaba.

Es muy difícil conservar un secreto, así que decidió hacer público su estado de salud. Iba a ser una conferencia de prensa el 8 de noviembre, pero el llamado de un periodista para chequear la información hizo adelantar un día el evento.

Eligió cuidadosamente a quién informar. Luego de sus seres cercanos, optó por amigos del ambiente como Kareem Abdul-Jabbar.

Pero también por Michael Jordan y Larry Bird, los otros dos grandes de la NBA junto a él, a través de su agente Lon Rosen. Iban a ser los primeros a los que la prensa iba a acudir luego de que la conferencia finalizara.

“Me sentí como si alguien me hubiese sacado el aire de los pulmones”, dijo Bird al enterarse de la noticia. “Tuve una sensación de vacío terrible, como la que había sentido cuando mi padre se quitó la vida”.

Le ofreció ayuda al representante y llamó urgente a Magic para darle ánimos.

7 de agosto de 1992; Barcelona, España

El Hotel Ambassador de Barcelona fue la casa del Dream Team que llevó Estados Unidos a los Juegos Olímpicos de 1992.

En el grupo de jugadores había tres estrellas superiores al resto: Magic, Larry y Michael.

Hasta discutían qué equipo era el mejor de la historia de la NBA. Jordan sostenía que sus Bulls iban a ser imbatibles y que iban a ganar más títulos que cualquiera.

“Lo siento por ti -le dijo Magic a Jordan-. Nunca tendrás lo que Larry y yo tuvimos. Nosotros estábamos dos semanas sin dormir sabiendo que, si cometíamos un solo error, el otro iba a aprovecharlo y usarlo para ganarnos. ¿Contra quién te mides tú?”.

“Magic -intervino finalmente Bird-, déjalo estar. Tuvimos nuestro momento. Hubo una época en la que nadie era mejor que tú y que yo. Pero ya no es así. Ahora Michael es el mejor. Pasemos la antorcha y sigamos nuestro camino”.

18 de agosto de 1992; Boston, Massachusetts

Nueve días después de haber llegado de Barcelona con la medalla de oro colgada en su pecho, Larry Bird decidió retirarse.

Su despedida de los Celtics fue algo discreta. Perdió en Cleveland ante los Cavaliers y su equipo fue eliminado por 4-3 en los playoffs de la Conferencia Este.

Por eso, Dave Gavitt, CEO de Boston, lo convenció de hacer “La noche de Larry Bird” para que tenga un cierre de carrera acorde a lo que había sido.

Las entradas volaron y se recaudaron más de un millón de dólares que fueron repartidos entre 33 organizaciones caritativas.

Por supuesto, uno de los jugadores invitados fue Magic. Entró al campo con una camiseta de los Celtics debajo de una chaqueta, haciendo que el público estalle de forma extasiada.

“Dijiste que vendría otro Larry Bird”, expresó Magic tras el partido. “Y yo te digo que estás equivocado. Nunca habrá otro Larry Bird. Puedes estar seguro”.

27 de septiembre de 2002; Springfield, Massachusetts

Luego de estar casi tres años sin verse, coincidieron en un salón en Springfield. Fue para la ceremonia de entrada de Magic Johnson al Salón de la Fama.

Ambos se habían retirado post Barcelona 1992, pero el base decidió regresar a los Lakers con la temporada 1995/96 ya comenzada.

Como el protocolo del Salón de la Fama exige que los jugadores lleven por lo menos cinco años inactivos para ingresar, la de Magic recién llegó en 2002. Larry ya la había recibido en 1998.

“Quería a Larry”, sostuvo Earvin. “Cuando rememoro mi carrera, él es la primera persona en la que pienso”. Así relató por qué eligió a Bird para que lo presentara en el evento, prefiriéndolo antes que a Pat Riley o Abdul-Jabbar.

Notas finales

“Cuando éramos los mejores” nos muestra el lado más humano de Larry Bird y Earvin “Magic” Johnson Jr.

Junto con la periodista Jackie MacMullan, realizaron un detallado retrato de su rivalidad. Y de cómo esa rivalidad terminó siendo una auténtica amistad.

Seleccionando 12 fechas específicas, cuentan hechos que permiten entender cómo es cada uno. El perfil más reservado de Larry y lo extrovertido y simpático de Magic.

Desde la rivalidad entre Celtics y Lakers hasta el doloroso momento cuando Johnson fue diagnosticado con VIH. Pasan por todos los hechos importantes de sus carreras.

Además, gracias a su rivalidad permitieron que la NBA empezara a ser como la conocemos hoy en día.

Consejo de 12min

Si hablamos de ganadores y NBA no puede faltar Kobe Bryant. La leyenda de Los Ángeles Lakers sacó a la luz todas sus técnicas para ser un triunfador en su libro, “Mentalidad Mamba”.

Regístrate y lee gratis!

Al registrarse, tú ganarás un pase libre de 3 días gratis para aprovechar todo lo que el 12min tiene para ofrecer.

¿Quién escribió el libro?

Disputó 13 temporadas en la NBA, todas con los Boston Celtics. Ganó tres campeonatos, siendo escogido como mejor jugador de la temporada en tres o... (Lea mas)

Es una periodista especializada en la NBA. Se graduó en la Universidad de Nuevo Hampshire, donde jugó en la División I de la NCAA. Ha trabajado para diversos medios, entre los que se inc... (Lea mas)

Conocido por todo el mundo como Magic, Johnson Jr. fue un mito de Los Ángeles Lakers. Con ellos ganó cinco títulos de la NBA, además de ser elegido tres veces MVP de la temporada regular y ot... (Lea mas)